Compartir

DEFENSA AL CONSUMIDOR

Continúan las tareas de control y fiscalización a los comercios por parte de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario, registrándose irregularidades y clausuras preventivas.

Así lo confirmó el arquitecto Edgar Pérez, funcionario a cargo de la Subsecretaría en declaraciones a Agenfor al señalar que la tarea abarca, además, el control y fiscalización del ingreso de las mercaderías a Formosa por los distintos puestos de control, actividad que lleva adelante la Dirección General Rentas que facilita la información.

Edgar Pérez

 “Además, la fiscalización en los puntos de venta mayorista, aquellos que abastecen a los comercios de barrio, de proximidad, supermercados, fundamentalmente para que se pueda constatar en cada comercio los precios a los cuales deberían estar comercializando los productos en relación a las nuevas medidas de la Secretaría de Comercio Interior”, precisó el funcionario.

Sostuvo que esas medidas son aquellas que obligan a cada actor de la cadena de comercialización a que “exponga los precios en carácter de declaración jurada, a los cuales estaban comercializando el producto al 6 de marzo y los valores actualizados que autorizó el organismo, y a qué valores podemos constatar, si se cumplen o no estos precios”.

En tal sentido, Edgar Pérez confirmó que se encuentran con “irregularidades, muchas inconsistencias, de hecho se hicieron clausuras preventivas después de los emplazamientos que se realizaron porque no cumplieron con la información obligatoria y que genera la actuación de la Subsecretaria como una política de gobierno que ratificó el Gobernador, más aun en este momento de la pandemia”.

El funcionario ratificó que para el gobierno de la provincia de Formosa la premisa es garantizar primero la calidad de los productos y alimentos que se venden, y después cuidar el bolsillo de los formoseños a través de la fiscalización y el control.