García: “El voto femenino nos permitió ser sujetos de derechos y visibilizar la representatividad de las mujeres en el ámbito político”

Compartir

La secretaria de Mujer, la licenciada Angélica García, realzó el orgullo que significa para las mujeres todos los 11 de noviembre, ya que se conmemora el aniversario de la aplicación de la Ley Evita, que permitió que la mujer vote por primera vez en nuestro país.

Esbozó a AGENFOR que este acontecimiento “merece una historia de lucha y esfuerzo que vino de la mano de nuestra abanderada de los derechos de las mujeres: María Eva Duarte de Perón”.

“Este 11 de noviembre se cumplen 70 años de la primera vez del voto femenino, que nos permitió ser sujetos de derechos y visibilizar la representatividad de las mujeres en el ámbito político”, sostuvo García.

Explicó que se trata de la Ley N° 13.010 que inició en el año 1947 con la presentación del proyecto, luego fue sancionada el 9 de septiembre del mismo año y promulgada el 23.

Agregó que este día es emblemático y que lleva a reflexionar sobre todos los derechos adquiridos a lo largo de los años, como resultado de mucho esfuerzo, luchas y conquistas.

Al respecto, recordó que “ese 23 de septiembre, Evita, sumamente emocionada y acompañada por una multitud de mujeres dijo: ‘Recibo de las manos del Gobierno Nacional la ley que nos da el derecho al ejercicio político de poder votar’”.

Y evocó que ella pedía la representatividad de las mujeres, subrayando con felicidad que “actualmente ya hablamos de paridad de género”.

“Como dijo Evita, este triunfo significa un compromiso, una responsabilidad a la cual nunca debemos renunciar”, manifestó.

En Formosa

A su vez, realzó la realidad de las mujeres en el contexto provincial, destacando que “en Formosa tenemos un gran protagonismo” y acentuó: “Por algo, hace varios años el gobernador Gildo Insfrán nos nombró (a las mujeres) guardianas del Modelo Formoseño.”.

Al finalizar, García aseguró que las mujeres cumplen un rol protagónico en todos los ámbitos, tanto públicos como privados, desempañándolo con capacidad y eficiencia su labor.