Compartir

.

Las pesquisas se iniciaron a partir de la denuncia de un ciudadano mayor de edad, que es propietario de una finca en cercanías del cauce del Rio Pilcomayo, a la altura del Control “Garcete Cué” de Gendarmería, lugar conocido popularmente como km 4.
El propietario del campo que en ese momento se encontraba al cuidado de sus animales, observó la presencia de bultos extraños dentro de su propiedad, por lo que decidió llamar a la Guardia de prevención del Escuadrón 16 “Clorinda”.

Una vez en la finca el Personal perteneciente a la Sección Núcleo juntamente con el personal de Criminalística y el perro antinarcótico Moly con su guía, localizaron la presencia de los 3 bultos.

Ante la presencia de testigos, se procedió a la apertura de los mismos, constatando efectivamente que dentro de los bultos se hallaban 59 paquetes rectangulares envueltos con cinta de embalar.
El personal de Criminalística y Estudio Forense realizó la prueba de Narco test, obteniendo resultado positivo para marihuana.