Gialluca: «Desde nación vinieron a humillar a nuestro pueblo»

Compartir

Desde la -Dirección de Seguridad Vial- de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Formosa, se señaló que continuaremos con las acciones administrativas y judiciales por ante el Juzgado Federal para que el Gobierno Nacional de Mauricio Macri a través de la Dirección Nacional de Vialidad, se encargue de la repavimentación y arreglo total de la Ruta Nacional Nº 11, 81, 86 y 95 que se encuentran actualmente destruidas y donde desde hace 3 años y varios meses no se ha invertido ni un centavo y por ello es que actualmente presentan en ciertos tramos, lugares intransitables y de alta peligrosidad para todos los ciudadanos.

La dejadez del Estado Nacional en cuanto a las Rutas Nacionales para la Provincia de Formosa y a obras de arte entre las que se encuentran Puentes de Ríos y Riachos que ya han quedado totalmente fuera de uso y donde un camión de carga con otro vehículo particular si pasan al mismo tiempo, siempre están a punto de llegar a un accidente vial, no se condice con las afirmaciones del Ministro de Transporte Guillermo Dietrich de que, “estamos transformando una ruta de la muerte en una autovía que va a salvar vidas” al haber inaugurado en el día de ayer tan solo 20 km de una autovía que debió iniciarse desde Mansilla hasta Puerto Pilcomayo totalizando unos 400 km de asfalto.

El Defensor del Pueblo Dr. José Leonardo Gialluca, afirmó que Dietrich no puede venir a Formosa a realizar, “un pobre acto electoral mediante la inauguración de algo que ni siquiera como obra puede decirse que esté terminada y la realidad nos demuestra que no solamente ha sido un sin sentido lo llevado adelante, pero lo que más nos alarma Institucionalmente es que se nos diga que estos 20 km va a salvar vidas o disminuir la siniestralidad vial, cuando justamente la mayor parte de los accidentes se producen en las rutas nacionales por encontrarse estas totalmente destruidas o con trabajos a medias, sin señalizaciones, sin balanzas por lo cual los camiones de carga continúan haciendo de las suyas, y dejarnos simplemente promesas de futuras licitaciones, lo que nos recuerda al tan mentado -Plan Belgrano- que iba a constituir la salvación o reparación histórica de las provincias del norte argentino y que hasta la fecha ha sido únicamente un eslogan de campaña del partido gobernante a nivel nacional y de los representantes del mismo en nuestra provincia”.