Compartir

Se cumple así con una planificación en materia hídrica. Conozcamos cómo se gestó esta obra, enmarcada en el Modelo Provincial para el Desarrollo.

En lo que constituye la culminación de una de las fases de la planificación hídrica para responder a la demanda para el consumo humano y la producción, el gobernador Gildo Insfrán celebró la llegada del agua dulce procedente de Palo Santo y que escurrió por una serie de obras que aprovechan los desbordes del río Pilcomayo, hasta llegar a Pirané.

Esta gestión fue iniciada por el mandatario a poco de haber asumido el PEP y tuvo sus comienzos con la construcción del canal Farías que permitió, después de una serie de contratiempos por las alteraciones provocadas en el cauce por la acumulación cuantiosa de sedimentos, que las aguas ingresen al territorio formoseño en una zona donde parte de las riadas es compartida con Paraguay.

A través de las denominadas correderas fluviales el vital líquido- que cíclicamente se hace presente entre noviembre y abril de cada temporada-deriva hacia el bañado La Estrella, un inmenso humedal de 400.000 hectáreas que se ha convertido en una de las maravillas naturales de la Argentina.

La planificación de Insfrán incluyó, para un aprovechamiento conveniente de las aguas, la construcción de la obra hidrovial de la ruta 28 que está pavimentada en el tramo de 70 kilómetros  entre Las Lomitas y Posta Cambio Salazar que incluye un viaducto de 900 metros de largo en tramos de 25 metros y que requirió la instalación de 70 pilas, aguas abajo del vertedero existente, que cierra el bañado.

La ruta 28 es considerada por los mayores especialistas en temas viales del país como la obra hidrovial más importante del norte argentino y que vincula las estratégicas rutas nacionales números 81 y 86.

Obra hidrovial sobre la ruta 28

En 2012 el gobernador recibió de la Asociación Argentina de Carreteras la distinción que los integrantes de esa entidad otorgaron a dicha vía considerada como la Obra Vial Provincial del Año.

Su pavimentación permite la conexión permanente entre Norte y Sur de la provincia sin depender de las condiciones climáticas, vinculando comunidades que antes de la obra, en épocas de crecidas, requerían recorrer más de 290 kilómetros para conectarse.

Fue construida en el contexto del Programa Hídrico Provincial al considerar los beneficios específicos que aporta con la disminución en los costos de operación de los vehículos y del costo del tiempo de pasajeros; la transpirabilidad segura y óptima los 365 días del año y el aumento de la actividad económica por incremento del turismo y de la productividad agrícola-ganadera de la zona.

Se ubica en el departamento Patiño, cuenta con un  viaducto sobre el bañado,-además de 24 metros de puentes- permitiendo la contemplación de una de las mayores bellezas del continente.

Su ecosistema está considerado, junto al Gran Pantanal de Brasil y los Esteros del Iberá, una de las tres reservas ecológicas más importantes de América del Sur.

El  Complejo Hidrovial  de la Ruta 28 es el eje a partir del cual se implementa un  oportuno aprovechamiento de los cauces naturales existentes para la resolución de los vaivenes de la naturaleza en la zona del Subtrópico con precipitaciones abundantes o escasas y que en la actualidad está próxima a completa sus objetivo con el abastecimiento del vital líquido a Pirané y sus colonias jurisdiccionales.

A la altura del Kilómetro  26 de la  ruta 28 se encuentra la denominada “ Partidora” , que  hace posible la distribución de los caudales hacia Cacique Coquero (al Este);  Las Lomitas – por intermedio del  Canal  Lisbel Rivira que se desarrolla paralelamente a la traza de la importante vía desde el viaducto hasta Las Lomitas – y el  Riacho Salado, que luego de recorrer unos kilómetros  se continúa con el riacho Monte Lindo Grande.

En el Paraje Santa Rosa – localizado a unos 8 kilómetros al Este  de Estanislao del Campo-  se encuentra una obra de partición de caudales, que permite derivar agua hacia el Riacho Monte Lindo Grande y hacia la Laguna Preschepa ,  un reservorio de agua para garantizar el abastecimiento a Ibarreta.

Desde allí y a través de canales y la  reactivación  de paleocauces, se conecta con la Laguna Chinchurreta, garantizando el agua para Comandante Fontana desde donde deriva  hacia Palo Santo hasta donde llegó recientemente tras superar 48 kilómetros de canales trazados paralelamente a la ruta nacional 81.

En síntesis, las localidades beneficiadas son Las Lomitas (canal Rivira), Paraje Cacique Coquero (canal del Este) y Pozo del Tigre; Estanislao del Campo,  Ibarreta, Comandante Fontana,  Bartolomé de las Casa, Los Matacos y Palo Santo con escurrimiento actual y Pirané con lo que se habrá de cumplir el objetivo trazado por Gildo Insfrán en idear este proyecto hídrico para resolver los efectos de la prolongada sequía.

Mientras ello ocurre, el mandatario gestiona la construcción del Acueducto para el Desarrollo del Oeste, entre esta capital e Ingeniero Juárez , para resolver definitivamente el problema del agua que tomará desde el río Paraguay para garantizar el consumo humano y aportar para la ejecución de un ambicioso proyecto de transformación  agroindustrial que se basa en 150.000 hectáreas y que se convertirá en generadora de beneficios económicos y sociales, por ejemplo con la creación cuantiosa de fuentes de trabajo.