Compartir

El gobernador Gildo Insfrán enfatizó que “ninguna de las miles de operaciones y los programas que se hacen en torno a la dictadura, la infectadura y la libertad valen más que la vida de un solo comprovinciano”, reiterando que “voy a defender la vida de los formoseños”.     

Este viernes, en Las Lomitas el primer mandatario dejó inaugurados el nuevo edificio de Tribunales, sede de la Tercera Circunscripción Judicial, y el remodelado edificio educativo del Instituto Santa Teresita N° 4.

En declaraciones que recogió la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el titular del Ejecutivo comenzó reseñando que “es lindo recordarles a los jóvenes que antes, para llegar a Lomitas, era toda una odisea. El Ramal C-25 era la esperanza de todos porque caían unas gotitas y el camino era de tierra”, lo cual imposibilitaba el tránsito.

Además, mencionó que “hasta no hace mucho el problema recurrente era el agua, pero hoy ya nos olvidamos”, recordando que “no había energía eléctrica, después fue de generación local y hoy sí ya tenemos, al igual que la ruta pavimentada”.

“Es cierto que nos lo sacaron, pero quiero contarles que seguimos peleando por el Ramal C-25 desde Formosa a Embarcación y lo vamos a recuperar”, aseguró, despertando los aplausos de los presentes.

“Estoy seguro de eso, porque los formoseños somos muy perseverantes y vamos a seguir haciendo las gestiones necesarias, como también para esa obra que para nosotros es la obra del siglo: el acueducto social y productivo desde Formosa hasta Ingeniero Juárez”, afirmó.

Puso de resalto que dicha obra “va a modificar totalmente el sistema de vida de la gente y también el de producción”, marcando que “toda esa región tiene las mejores tierras de la provincia de Formosa”.

En esa línea, expuso que “el limitante para la zona es el agua, la humedad”, pero que “con las lluvias emerge y es un vergel”, con lo cual la utilización del vital líquido “debe ser en forma permanente y no transitoria como cuando el clima lo quiere o lo permite”.

“Tenemos que tratar de ir reduciendo todas estas contingencias y ello sucede con infraestructura”, aseveró el doctor Insfrán, agregando que “en este caso es el manejo del recurso hídrico y lo estamos haciendo a nuestra manera y de acuerdo a nuestras posibilidades”.

Significó que “hemos superado una sequía impresionante gracias a la obra hidrovial de la ruta 28, que salvó a la mitad de la provincia, evitando que los pueblos quedaran sin agua para consumo humano”, evidenciando que esto, una vez más, echó por tierra las críticas de ciertos sectores de la oposición hacia dicha concreción estratégica.

“Hicieron lo imposible para que no se realizara la obra, no sé por qué, pero son las mismas personas que hoy siguen buscando que crear entre nosotros la discordia, las divisiones y la desunión”, cuestionó.

En tal sentido, instó a “superar todo eso con unidad, organización, solidaridad y, sobre todas las cosas, amor”.

Pandemia

Hizo notar que “estamos en un momento donde el mundo está siendo doblegado por un bichito al que no vemos y que sirvió para demostrar la injusticia que existe”, porque “cuando aparecieron las vacunas contra el COVID-19, la única herramienta que se tiene para combatir este virus, aparecieron los poderosos y las acapararon, dejando a cientos de naciones sin poder tener siquiera una dosis para defenderse de esta pandemia”.

“Hoy tenemos en nuestra provincia gente que viene y nos quiere enseñar qué tenemos que hacer y cómo para defendernos de esta situación. Y vienen de lugares que tienen los peores indicadores”, rechazó.

A su vez, el gobernador Insfrán indicó que “se ofenden porque decimos eso, pero lo lamento por ellos porque no me agrada que tengan esos resultados. Sin embargo, es lógico que si actúan como lo hacen van a seguir teniendo los mismos resultados”.

“Nos atacan para tratar de debilitarnos en la decisión de combatir la pandemia –acentuó-. Pero hace mucho tiempo que hemos hecho un pacto social: con la adversidad no pactamos. A la adversidad la vencemos, todos juntos. Así venimos actuando y lo vamos a seguir haciendo”.

Expresó que “se ofenden cuando tomamos medidas que no son simpáticas y estoy seguro de que ningún político quiere hacerlo, menos aún en un año electoral. Pero lo dije y lo vuelvo a repetir: en este momento de pandemia no me interesan los votos, sino la salud y la vida de todos los formoseños y las formoseñas. De eso no tengan dudas”.

“Quienes estén apresurados por las candidaturas, que lo hagan, pero honestamente les digo que ninguna de las miles de operaciones y los programas que se hacen en torno a la dictadura, la infectadura y la libertad valen más que la vida de un solo formoseño. Ninguna de esas cosas vale más. Yo voy a defender la vida de los formoseños”, concluyó categórico.