“Gildo Insfrán guió a la provincia a brindar herramientas concretas para la lucha frontal contra el narcocrimen” consideró el juez

Compartir

“Es contradictorio pretender involucrar al gobernador, cuando fue quien
guió a la provincia a brindar concretas herramientas en la lucha frontal
contra el narcocrimen” subrayó.

El doctor José Luis Molina, Juez del fuero contra el Narcocrimen local, se
refirió a las declaraciones de la diputada nacional Mariana Zuvich
(Coalición Cívica) en un programa televisivo porteño, donde vinculó al
Gobernador Gildo Insfrán, a las redes de narcotráfico

En ese sentido el magistrado explicó, a partir de elementos concretos y
objetivos, la política criminal llevada adelante en la provincia de Formosa,
en relación a esta problemática social, como lo es la droga-dependencia y el
narcotráfico.

Dijo que el análisis de esta temática debe tomarse desde la responsabilidad
social que implica, con elementos objetivos y reales y “no meras
enunciaciones rimbombantes que a lo mejor sirven desde un aspecto de la
política partidaria”.

“A partir de la sanción de la Ley 23.737, se faculta a las provincias con la
posibilidad de asumir la competencia, investigación y el juzgamiento de
ciertos delitos que involucran estupefacientes, es decir se produce lo que se
denomina desfederalización de delitos, que anterior a esta, dependían
exclusiva y excluyentemente de la justicia federal” señaló.

En este contexto, destacó la importancia de la decisión y acción política por
parte del Gobernador Insfrán, desde el momento en que la provincia de
Formosa presenta un proyecto de ley, que luego es aprobado unánimemente
por los integrantes del cuerpo legislativo provincial, creándose así la ley Nº
1627 de narcomenudeo, por la cual se asume la potestad para el
entendimiento y juzgamiento de delitos contemplados en la ley nacional de
estupefacientes.

“Hay interés, preocupación y ocupación por parte del Ejecutivo provincial,
por su decisión política de crear un área específica, como es el fuero contra
el narcocrimen, para combatir este tipo de prácticas” declaró.

Con esta medida, el Estado provincial brinda una herramienta a fin de
coadyuvar y aumentar la eficacia en la persecución penal, poniendo énfasis
en las etapas de distribución y comercialización a menor escala de
estupefacientes, con el fin de proteger a la sociedad formoseña.

Y avanzó destacando que “nuestros representantes estuvieron a la altura de
la circunstancias y nos brindan herramientas a la provincia para poder
combatir y complementar el trabajo, que quizás antes no se venía haciendo
con tanta eficacia, por la posibilidad de la inmediatez de los juzgados
provinciales”, ya que, remarcó que el último eslabón de la cadena que
compone el narcotráfico, es decir el microtráfico donde se produce la
distribución y comercialización, es lo que trae consecuencias gravísimas
con daños irreversible perforando el tejido social y, luego ya es muy difícil
retrotraer esta situación.

Labor articulada

En lo que respecta a la modalidad de trabajar, recalcó que hay un nexo
entre la justicia federal y la justicia provincial, produciéndose una labor
articulada.

“La política criminal de la Provincia de Formosa está orientada a atacar al
que vende la droga, el que provee y lucra con esto, poniendo en riesgo la
salud y vida de los más jóvenes y de la sociedad en general” consideró.

Además, puso de relieve la creación del Instituto de Investigación,
Asistencia y Prevención de las Adicciones (IAPA), lo que evidencia la
ocupación para combatir la estigmatización al drogadependiente y lograr, a
partir de la asistencia y acompañamiento, su reinserción a la sociedad.

Respecto a la situación fronteriza de la provincia, por su ubicación
geográfica explicó que “no se pueden tener conclusiones simplistas porque
por un lado tenemos una realidad dinámica, y por otro una realidad
compleja, y hay que poner especial atención en este tipo de delitos”
expresó refiriéndose al narcotráfico.

Para finalizar Molina repudió este tipo de declaraciones, donde se
demuestran intereses meramente políticos partidarios, que juzgan sin
elementos objetivos, absurdamente sin ningún tipo de sustentos, y con una
falta de respeto irrestricto a la Constitución provincial.

Además consideró que “resulta absolutamente contradictorio querer
involucrar a una autoridad del estado, en este caso al gobernador Gildo
Insfrán, quien guió a la provincia a brindar herramientas concretas para la
lucha frontal contra el narcocrimen”, sentenció.