Compartir

Una serie de acciones enmarcadas en una estrategia a favor de la seguridad vial de los infantes de la provincia, contempla las conclusiones de las jornadas provinciales sobre seguridad de niñas y niños en el sistema vial.

La propuesta impulsada desde el ministerio de Gobierno involucra a pediatras, obstetras, ginecólogos, enfermeros y auxiliares de la salud, incluso la subsecretaria de Niñez y Adolescencia de la provincia.

Se trato de la 1° jornadas sobre seguridad de niñas y niños en el sistema vial”, desarrolladas en el Hotel del Círculo de Oficiales de la Policía, donde las instituciones participantes reconociendo lo “complejo del desafío de prevenir siniestros viales que afectan la vida de todos quienes transiten en nuestro sistema vial, asumieron el desafío de potenciar y desarrollar acciones conjuntas que generen la sinergia necesaria para reducir a su mínima expresión posible, las situaciones que afecten la salud de las niñas y niños en el tránsito”.

Se han propuesto “trabajar en el desarrollo de un programa provincial de promoción de la gestión de riesgos en el tránsito de niñas y niños, bajo la denominación “Todos Unidos Por Nuestras Niñas y Niños”, concentrando esfuerzos en los siguientes ejes:

Una de las tareas será la de promover la actualización y adecuación de la Ley Nacional de Tránsito, que contemple todas aquellas situaciones propias del estilo vial de las provincias del Norte Argentino en torno al transporte de niñas y niños.

Pedirán que se cumplan los acuerdos antes asumidos bajo la Disposición N° 591/14 entre el otrora Ministerio de Transporte y el Interior, la Asociación de Fabricantes de Autores de la Argentina y la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores en Argentina, prorrogados en el año 2.016, para que todos los vehículos comercializados en la Argentina cuenten con los anclajes adecuados para sujetar los sistemas de retención infantil.

También trabajaran en desarrollar mediante talleres y jornadas, capacitaciones para efectores de la salud interesados, que tengan contacto con embarazadas, niñas y niños, sobre recomendaciones de seguridad vial.

Otra de las tareas estará centrada en distribuir información a través de folletería, carteles y material audiovisual en centros de salud, consultorios externos públicos y privados, hospitales, escuelas y redes sociales, para que la seguridad del transporte de niñas y niños, sea tratada.

Asimismo se propenda a fortalecer los procesos de control y fiscalización que se enfoquen a observar con agudeza las situaciones propias del transporte inseguro de niñas y niños.

“El trabajo en éste horizonte, es para nuestras instituciones, más allá de un aporte para las políticas públicas en materia de seguridad vial, una forma de honrar lo más valioso y preciado que puede tutelar toda comunidad, la vida de nuestras niñas y niños en todos los aspectos de su bienestar”, concluyo reflexionando el director provincial de Seguridad Vial, Fernando Inchausti.