Compartir

El gobierno provincial y la municipalidad capitalina vienen ejecutando diversos trabajos en los distintos barrios para lograr el rápido escurrimiento de las aguas, ante la posibilidad de anegamientos temporarios, teniendo en cuenta la inestabilidad climática que se registra en la región y producto del cual son constantes las intensas precipitaciones pluviales. Se destacó que las bombas extractoras de agua que están situadas en varios sectores están funcionando con absoluta normalidad, más allá de informaciones tendenciosas que señalan lo contrario.

Como es de público conocimiento, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), con maquinarias de dicho organismo ha encaminado trabajos en uno de los barrios en lo que se han registrado estos anegamientos, como ser el de La Nueva Formosa, y en otros sectores de la ciudad.

También la Municipalidad, ante las persistentes precipitaciones que se vienen registrando en toda la ciudad, las diferentes dependencias de la Secretaría de Servicios Públicos de la comuna capitalina continúan desarrollando intensas acciones en sectores puntuales del ejido urbano, maximizando la limpieza y desobstrucción de cámaras, bocas de tormenta y canales, para evitar los anegamientos temporarios, permitiendo el rápido escurrimiento de líquidos.

De acuerdo a lo indicado desde la Secretaría de Servicios Públicos y la Dirección de Obras Públicas, operarios, camiones y máquinas prosiguen con los trabajos de cuneteo, manual y mecánico, y limpieza y desobstrucción de zanjas y canales en los barrios Emilio Tomás, El Resguardo, Vial, Namqom, Lote 111, Lisbel Rivira, Itatí 2 y San Antonio.