Compartir

Brindó un fraterno saludo al equipo de salud y un especial reconocimiento por las acciones desplegadas en pandemia

En un nuevo aniversario del Hospital Central de Formosa “Dr. Ramón Carrillo”, el ministro Aníbal Gómez, a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, hizo llegar un sentido y afectuoso saludo a la gran familia que integra este nosocomio que este 20 de septiembre cumple 107 años de abnegado trabajo para cuidar la salud de los formoseños y las formoseñas.

En primer lugar, agradeció a cada uno de los integrantes del equipo de esta casa “insignia” del sistema sanitario público provincial, que durante el tiempo de pandemia “demostraron el alto nivel profesional y humano para dar respuesta de manera eficiente en los momentos más duros, no solo para contener el avance del virus, sino también para seguir dando a la comunidad diariamente, cada uno de los tantos servicios disponibles”.

“En este nuevo cumpleaños, los felicito de todo corazón, no solo por el desempeño de cada día como profesionales de excelencia, sino también por el amor, el compromiso, la entrega y la responsabilidad que ponen a la hora de la atención a los pacientes que llegan desde diferentes puntos del territorio, tanto de la capital como del interior, buscando una solución a sus problemas de salud”, expuso.

Por último, remarcó que “esto deja ver a las claras que gracias al gran trabajo que hacen, el hospital sigue creciendo en todos los sentidos y, después de más de un siglo, hoy es un emblema y un eslabón esencial dentro de la salud en la provincia”,

Crecimiento

El 20 de septiembre de 1914 comenzó sus actividades como “Hospital Rural de la Villa Formosa”. Unos 107 años después, gracias a una sostenida decisión del Gobierno de la provincia, de invertir en la salud pública para el bienestar de la comunidad, refleja un incesante crecimiento en cuanto a su estructura edilicia, los equipamientos y los servicios que ofrece.

Los últimos años se vieron marcados por la constante incorporación de equipos de vanguardia, de avanzada tecnología, a lo que se sumó la provisión de insumos, elementos, instrumentales y accesorios acordes que optimizaron las atenciones ofrecidas desde cada una de las prestaciones con las que cuenta.

Asimismo, fueron acondicionados y reacondicionados sus distintos espacios para un mejor funcionamiento de los servicios, lo que agregado a las permanentes capacitaciones y a la formación del distinguido plantel de profesionales, constituyen los pilares fundamentales del notable desarrollo y fortalecimiento del Hospital Central de Formosa.