Compartir

Gremialistas de la seccional local de la Unión del Personal Civil de la  Nación (UPCN) aludieron a los alcances del encuentro que mantuvieron recientemente el presidente Mauricio Macri con los gobernadores provinciales, entre ellos el doctor Gildo Insfrán, sobre lo cual el secretario adjunto del citado gremio estatal, Faustino Duarte, resaltó que “con el gesto de no aplaudir nuestro mandatario provincial ratificó su decisión política de defender los intereses de los formoseños”.

En ese sentido, en declaraciones periodísticas Duarte destacó que los anuncios que se conocieron tras ese encuentro “son muy regresivos para el mundo del trabajo muy similar a la política económica del gobierno militar de Videla que siguió hasta el 83, es un intento de avanzar sobre derechos que mucho costó al mundo del trabajo, a la sociedad argentina, rescatar derechos que fueron conculcados por la dictadura.”

Acotó luego que “creemos que no va a ser viable avanzar en ese tipo de medidas que compromete el futuro de los trabajadores al avanzar sobre el derecho de los jubilados, la parte previsional. Intentar reducir los ingresos de la jubilación nos parece alarmante e inhumano y que nos muestra un gobierno de marcada i insensibilidad social.”

“Apuntan a quitar espacios de recreación, de descanso, ya nos quieren hacer trabajar más horas de las legisladas, hablan de doce horas de jornada laboral, la conquista de ocho horas de trabajo costó vidas no solo en la Argentina sino en el mundo, la conquista de ocho horas de trabajo se logró luego de esa histórica lucha de las mujeres en Chicago y regresar a esa etapa de oscurantismo que es muy peligrosa para la sociedad y puede profundizar la grieeta y generar situaciones muy conflictivas en la sociedad argentina”, puntualizó.

Respecto a la posición del sindicalismo dijo Duarte que “creo que ante esto el sindicalismo va a imponer un planteo de unidad y solidaridad para frenar este embate que pone en peligro derechos conquistados por los trabajadores, por lo que creo que el conjunto de la dirigencia sindical se va a poner firme.”

Por su parte, Marcelo Castro, secretario gremial de UPCN, señaló que “la idea de bajar a 500 la cantidad de gremios, que es lo que se ha anunciado, es un avasallamiento al derecho de los trabajadores y un intento de violar la ley 23.551y creo que eso no va a prosperar porque el movimiento obrero va a estar unido para que esta iniciativa no prospere.”

“Esta es una iniciativa que de concretarse es una clara violación a los alcances de la ley 23.551 que regula la representatividad gremial por lo tanto el Congreso de la Nación es el único que puede encargarse de la modificación o no de una ley de ese tipo”, precisó.

La actitud de Insfrán

Al mismo tiempo, Duarte trajo a colación que “yo creo que hay que rescatar la actitud de nuestro gobernador al no aplaudir estos anuncios, el lo hizo convencido que lo que se estaba planteando es muy perjudicial para la sociedad argentina y en particular para provincias como la nuestra, ya que se está hablando de producir recortes y no de una distribución equitativa de ingresos; hablan de recortes, de achicar el gasto público, no hablan de promover las economías regionales.”

Remarcó seguidamente que “para este gobierno nacional todo es recortes y endeudamiento pero endeudamiento para beneficiar a Buenos Aires, Mendoza, Córdoba o a la región de la Pampa húmeda, en el presupuesto nacional todos dicen que la obra pública está exclusivamente direccionada a la provincia de Buenos Aires en detrimento de Formosa y las demás provincias del nordeste y por eso valoramos y apoyamos la posición sólida de nuestro mandatario provincial en defensa de los intereses de los formoseños y esta actitud fue respaldada categóricamente en las recientes elecciones legislativas y abogamos también para que nuestros representantes en el Congreso de la Nación defiendan los intereses de los formoseños.”

Finalmente, enfatizó: “Debemos resaltar también públicamente la posición de nuestro gobierno provincial a partir de la firme decisión política del gobernador Gildo Insfrán, de sostener en el ámbito de la provincia de Formosa la Caja de Previsión Social. Se trata de una actitud de soberanía política si se quiere porque la transferencia de la  Caja previsional va a resultar muy perjudicial para los intereses de los trabajadores formoseños”.