Compartir

Este 31 de marzo se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Colon, motivo por el cual el Servicio de Oncología y Gastroenterología del Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón”, llevará a cabo una charla abierta a la comunidad.

La misma se realizará este viernes a partir de las 11 horas en el Salón de Conferencia de la institución, con el objetivo de informar y prevenir sobre esta enfermedad, que es uno de los tumores malignos más prevenibles y curables.

El cáncer de colon es un problema de salud pública en todo el mundo, tanto por la cantidad de mujeres y hombres afectados, como por las complejidades que impone su abordaje.

Es el tercer cáncer más frecuente en la Argentina (luego del cáncer de mama y el de próstata) y el segundo de mayor mortalidad (luego de cáncer de pulmón).

El cáncer de Colon tiene características particular, una lesión precursora- pólipo adenomatoso- que crece muy lentamente y durante muchos años, pueden transcurrir 10 a 15 años antes de que se desarrolle la enfermedad, por lo cual hay tiempo suficiente para interceder en esta cadena de hechos, sacar los pólipos y evitar la aparición del cáncer.

Es unos de los tumores malignos más prevenibles y más curables. Es prevenible porque la detención y resección de los adenomas previene la aparición de la enfermedad. Es curable porque la detención en fase temprana permite alcanzar una curación en más del 90% de los casos y los tratamientos son menos complejos.

Alrededor del 75% de los casos de cáncer de colon son esporádicos, se producen en mujeres y varones mayores de 50 años de edad, que no presentan antecedentes personales ni hereditarios de la enfermedad.

Sin embargo, una parte se desarrolla en personas que presentan algún riesgo por tener antecedentes personales y/o familiares. Estas personas tienen una mayor probalidades de padecer cáncer colorrectal a edades más tempranas.

El cáncer de colon tiene una fase temprana: cuando el tumor está localizado en la pared del intestino, en la que no presenta síntomas y las posibilidades de curación son muy altas. En la fase llamada avanzada, la enfermedad se ha propagado a los ganglios linfáticos y a órganos vecinos o distantes, existiendo menores probalidades de curación.

Hay dos formas de prevenir el cáncer de colon. La primera, que son todas aquellas medidas que una persona puede tomar en su vida diaria, como mantener una alimentación saludable, rica en frutas y verduras, evitar las carnes rojas y las grasas, hacer ejercicio físico regularmente, y disminuir la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco.

A eso que hay que sumarle la realización de estudios preventivos(prevención secundaria) “en la población general (quienes no tienen antecedentes , personales o familiares, que aumenten el riesgo), hay que empezar a partir de los 50 años, tanto en hombres como en mujeres, porque el cáncer de colon afecta casi por igual a ambos sexos” y si uno tiene un familiar de primer grado (padre, madre, hermano o hijo) con cáncer o pólipos de colon, puede ser necesaria la realización de exámenes a edad más temprana.