HAC difundió respuestas a mitos frecuentes de la donación de sangre

Compartir

Si bien cada vez son más las personas que toman conciencia acerca de la donación voluntaria de sangre, todavía siguen existiendo mitos alrededor de esta práctica, por ello el Banco de Sangre del Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón” y el Centro Provincial de Hemoterapia brindan información a la población, con la intención de continuar despejando dudas y crear conciencia acerca de este noble acto. 

La donación de sangre es un acto anónimo, voluntario y altruista, y siempre se realiza bajo vigilancia de personal calificado. 

Los requisitos básicos para donar sangre son: tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos, no padecer ni haber padecido enfermedades transmisibles por vía sanguínea, someterse a un pequeño reconocimiento médico, no estar en ayunas, no haber donado en las últimas 8 semanas y, también fundamental, llevar el DNI. Ante cualquier duda consultar con el equipo médico. 

Uno de los supuestos más comunes que existen en torno a la donación de sangre es que el donante corre algún riesgo. Esto es totalmente falso porque la salud y el bienestar del donante son fundamentales para los servicios de transfusión. Por eso todo el instrumental utilizado durante el proceso son estériles y nunca estarán en contacto con otros donantes. 

¿Donar sangre engorda? Este es el mito más común al momento de donar. Lo cierto es que ni engorda ni adelgaza. El organismo repone el volumen de líquido extraído en unas 36 horas. 

También es bueno recordar que toda persona con tatuajes o perforaciones en el cuerpo puede donar sangre después de un año de habérselos hecho, ya que a partir del año y con los estudios que se le hace a la sangre donada se puede detectar cualquier condición que pueda tener el donante a raíz de algún tatuaje o perforación. 

El proceso de extracción no duele. Tanto el material de extracción como el personal sanitario están preparados para causar el menor daño. Además es un período corto lo que se tarda. 

La sangre se necesita todos los días.  Nadie está exento de necesitar transfusiones debido a enfermedades comunes como la anemia, o condiciones de cáncer como la leucemia entre otras.  También la sangre es necesaria para cirugías cardiovasculares, cesáreas, Trasplante de órganos, accidentes y otras condiciones. 

De allí su importancia de que cada vez existan más personas que sumen como donantes voluntarios de sangre.  

Para mayor información acercarse a las diferentes Postas de Donación de la Provincia, en capital: Hospital Central, Hospital de la Madre y el Niño y Hospital Distrital N° 8 de lunes a viernes de 7 a 11 hs. En el interior: Hospital de Pirane, El Colorado, Las Lomitas, Ingeniero Juárez, Clorinda y Laguna Blanca. En el Banco de Sangre del Hospital de Alta Complejidad, lunes a viernes de 7 a 14 horas.