Hospital Central brindó educación sexual y alimentaria en el día de San Valentín

Compartir

Equipos de salud promovieron estos temas, con el propósito de concientizar sobre la importancia que tienen en el cuidado de la salud integral.

Una actividad para promover la buena salud se llevó a cabo este lunes en el hospital Central, de 9 a 12 horas, dirigida a pacientes, vecinos y a la comunidad en general.

Bajo el lema “Viví San Valentín con Salud”, fue organizada en conjunto por los equipos de salud de los servicios de laboratorio y nutrición, con el propósito de fomentar, sobre todo en los adolescentes y jóvenes, distintos temas vinculados a la educación sexual y a la alimentación sana, como parte de los hábitos para cuidar la salud integral.

“Nos pareció un día oportuno, por lo que implica la fecha del día de los enamorados, para promover la educación sexual, con temas como por ejemplo: la prevención de enfermedades de transmisión sexual, el uso del preservativo y la importancia de la buena alimentación”, comentaron los referentes del servicio de nutrición del nosocomio.

La jornada se desarrolló en un stand dispuesto sobre la calle Padre Patiño, donde se exhibió “una mesa con frutas autóctonas, de estación; yogurt, agua y otros alimentos sanos, que fueron entregados a los que se acercaban a compartir la actividad y a quienes esperaban para los testeos. Y se hicieron controles de peso”.

Fueron también entregados preservativos, folletos y “se captaron pacientes para testeos rápidos de VIH/SIDA y para hisopados de diagnóstico COVID”, los cuales se hicieron en el momento, a demanda y sin necesidad de solicitar turnos.

Los profesionales brindaron además recomendaciones, dieron información sobre los distintos temas, respondieron preguntas y otorgaron turnos para la atención en el consultorio de nutrición “con la idea de captar pacientes para una intervención nutricional oportuna, más que nada los que tienen enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y otras”.

“Hicimos mucho hincapié en la alimentación saludable porque en el consultorio tenemos pacientes derivados, por ejemplo, desde el servicio de infectología, ya que los tratamientos para las enfermedades de transmisión sexual, requieren un plan alimentario específico”, indicaron.

Recordaron, asimismo, que una alimentación sana y una actividad física regular “contribuyen, por ejemplo, a un buen rendimiento sexual, sobre lo que últimamente tenemos muchas consultas”.

Y ampliaron insistiendo en que “una buena alimentación es la base de la promoción y de la prevención de variadas enfermedades, como también para paliar factores de riesgo y síntomas propios de patologías que tienen incidencia en la actividad sexual”.

En el cierre agradecieron a quienes participaron, también al servicio de laboratorio que “una vez más nos convocó para llevar adelante esta propuesta, como lo hacen siempre en cada actividad” y a la dirección del hospital “que siempre nos apoyan y acompañan en cada una de las iniciativas, sobre todos las que involucran a los pacientes y a la comunidad”.