Hospital El Potrillo atiende a las demandas de salud de los vecinos que residen en el Departamento Ramón Lista

Compartir

A través de completos servicios que no se detuvieron en tiempo de pandemia, coordinando el trabajo con los centros de salud de las distintas comunidades que se encuentran bajo su cobertura sanitaria

El hospital de esta localidad, situada en el extremo oeste de la provincia de Formosa, brinda cobertura de salud a más de 7300 personas que residen en este punto y en las 63 comunidades que conforman su área programática.

Cuenta con un plantel de 56 personas, entre profesionales de las distintas especialidades, más los agentes sanitarios, administrativos, choferes de ambulancia, personal de farmacia, de limpieza y mantenimiento. “Prácticamente la mitad del personal de nuestro hospital es originario”, comentó el director del nosocomio, el odontólogo Pablo Recalde.

Seguidamente puntualizó que el equipo de salud está conformado por médicos, bioquímicos, técnicos en laboratorio, enfermeros, kinesiólogo, técnicos radiólogos, odontólogos, obstetras y agentes sanitarios de las diferentes comunidades.

“Tenemos un hospital muy completo que es efector cabecera del departamento Ramón Lista”, indicó y describió que, entre los servicios, posee un laboratorio con tres sectores: uno para análisis clínicos, otro para COVID, “donde se procesan todas las muestras de hisopados recolectadas por los centros de salud de nuestra área. Y otro para tuberculosis”. Más los consultorios externos y los servicios de kinesiología, obstetricia, odontología y farmacia.

Añadió que, tienen “dos móviles de ambulancia, uno de ellos está destinado para las actividades de APS -Atención Primaria de la Salud-; dos parteras tradicionales (empíricas) que trabajan en conjunto con la obstetra. Y el servicio de APS a cargo de una licenciada en enfermería y un agente sanitario, que recorren las comunidades, casa por casa, para hacer controles de manera periódica y programada, especialmente el seguimiento a niños y embarazadas, con atenciones, exámenes antropométricos, vacunación, entrega de leche y medicamentos ”.

Asimismo, cuenta con una sala de pre parto y parto; y agregó que, además de los exámenes prenatales hechos por los obstetras, el monitoreo a las embarazadas es completado por los profesionales de la Red de Ecografía y Laboratorio, “que vienen una vez al mes y se quedan por una semana. Se instalan aquí en el hospital del Potrillo para atender a las pacientes de nuestra localidad, pero al mismo tiempo, cada día recorren todas nuestras comunidades”.

“Está a cargo de la ginecóloga Patricia Cabral, que hace las ecografías y es acompañada por la obstetra y el personal del laboratorio que hace las extracciones para los análisis de rutina. Todo forma parte de los controles a las embarazadas”, agregó.

Habló igualmente del sector de internación intermedia que cuenta con “22 camas”, donde se tratan pacientes con patologías “que pueden ser resueltas en nuestro hospital, de acuerdo a nuestro nivel de complejidad”.

Entre estas, citó las respiratorias, los traumatismos varios, vesiculares y embarazadas “quienes están en evaluación constante y continúa. Si pasando las 48 horas no hay buena evolución, son derivados a nuestro hospital cabecera de distrito, que es el de Ingeniero Juárez”.

Reveló, en tanto, que las patologías que no pueden resolverse allí “son derivadas con turnos programados hacia los hospitales de Ingeniero Juárez, Las Lomitas o Formosa, según el caso y la complejidad de atención requerida. Siempre coordinando y articulando un trabajo en red”.

Pandemia

Destacó “el gran trabajo” que viene realizando el equipo de salud del hospital El Potrillo desde que se declaró la pandemia a nivel nacional y provincial, tarea que se evidencia en las últimas ocho semanas, en las que todo el Distrito Sanitario 1, compuesto por los Departamentos Ramón Lista, Matacos y oeste de Bermejo, no reportaron casos de COVID.

Aseguró que se viene trabajando “de manera muy intensa” desde el principio y “hasta ahora lo seguimos haciendo del mismo modo”.

Remarcó que no hubo cortes, es decir que “se mantuvieron disponibles, sin interrupciones, todos los servicios. Para eso tuvimos que adaptarnos, tomar muchos más recaudos, ya que la atención es meticulosa para extremar la prevención en la transmisión y contagio del virus”.

Respecto al status sanitario actual, alcanzado y sostenido por el Distrito por casi dos meses, refirió que se debe al trabajo mancomunado entre salud y otros sectores, como por ejemplo el personal docente y el de las fuerzas de seguridad “con quienes tenemos una buena comunicación y formamos un gran equipo, para contenernos y ayudarnos, para dar lo mejor que podemos a nuestros vecinos en este momento difícil”.

Al concluir, resaltó que el equipo de salud “está abocado a la lucha contra el coronavirus y a sostener todas las demás atenciones de salud que están por fuera de esta enfermedad”.

“Esto se ve en la labor diaria incansable que se hace de lunes a lunes, sin feriados, sin fines de semana. Como dice nuestro gobernador Gildo Insfrán, ‘no podemos bajar los brazos’, así que estamos tratando todos de acompañarlo en esta gesta”, finalizó.