Hospital Ibarreta: ofreció un taller de RCP y primeros auxilios para asistir a niñas y niños del nivel inicial

Compartir

El objetivo fue brindar herramientas para una asistencia inmediata, adecuada y eficaz, en caso de accidentes y otros eventos que causen lesiones y pongan en riesgo la vida.

Un equipo del hospital distrital de Ibarreta, brindó una capacitación sobre Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) y primeros auxilios en el “Instituto de Formación Docente Ibarreta”, destinada a los estudiantes de la carrera del profesorado en nivel inicial.

La jornada formativa estuvo a cargo de un equipo de salud del nosocomio y los participantes en esta ocasión, fueron los cursantes del último año del profesorado en nivel inicial, que ya están próximos a recibirse.

“Muy pronto estarán frente al aula en un jardín de infantes, donde, eventualmente, puede ocurrir algún accidente que involucre a las niñas y niños. Consideramos por este motivo, que es fundamental que cuenten con los conocimientos básicos para asistirlos inmediata y correctamente”, comentó la directora del hospital de Ibarreta, doctora Daiana Calas.

Con etapas teóricas y prácticas, entre los temas se explicó, paso a paso, como deben efectuarse las maniobras de RCP, cuando se trata de pequeños. También como deben actuar frente a determinados eventos que pueden presentarse como, por ejemplo: lipotimias (pérdida repentina y pasajera del conocimiento por falta de irrigación sanguínea en el cerebro), convulsiones, picaduras de insectos.

Se detalló, también, qué hacer en casos de ahogamientos y asfixias “todas situaciones que pueden llegar a presentarse cuando uno trabaja con niñas y niños pequeños”, indicó Calas.

En tanto, se demostraron los pasos de lo que se conoce como maniobra de Heimlich, un procedimiento de primeros auxilios “que se aplica cuando una persona se está ahogando”, y apunta a desplazar el objeto o lo que le causa el ahogo “para sacarla de esa situación y del riesgo de muerte”, puntualizó la doctora.

Avanzada la jornada, el equipo de salud aprovechó la oportunidad para instruir a los estudiantes sobre los cuidados que deben tenerse, tanto en el aula como en el resto del predio educativo para evitar accidentes que pueden ocurrir, cuando las pequeñas y pequeños desarrollan cualquier tipo de actividad, “especialmente cuando están jugando porque suelen hacer travesuras en las que ellos no miden los riesgos por ejemplo”, aseguró.

“Se aconsejó qué hacer en el caso de ciertas lesiones, cuando son leves. Y por supuesto, cómo hacer para llamar al servicio de emergencias y qué hacer mientras se espera la llegada del equipo de salud o de la ambulancia, cuando se trata de lesiones más complejas”.