Hospital Villa Dos Trece: denodada tarea del equipo de salud en el control de los pacientes COVID

Compartir

Mediante un minucioso seguimiento que se realiza a los que cumplen cuarentena en sus domicilios como a los internados. A esto se suma el monitoreo de los contactos estrechos.

El director del hospital de la localidad de Villa Dos Trece, bioquímico Arturo Bravo, elogió el “gran trabajo” que viene desplegando el equipo de salud que tiene a su cargo, para el control de los pacientes detectados positivos a coronavirus y a los contactos estrechos, destacando “el esfuerzo, responsabilidad, y el compromiso profesional y humano” que muestran día a día “para atender, contener y acompañar sobre todo a las personas afectadas por el virus”.

Explicó que, actualmente, la localidad al igual que otras del interior, atraviesa un momento adverso en cuanto a cifras de contagios y como equipo de salud “ponemos lo mejor de cada uno, para estar presentes y llegar a todos con la atención”, refiriéndose a los positivos que se encuentran en sus domicilios “muchos de ellos en colonias alejadas, a las que a veces cuesta llegar”.

Y, por otra parte, “a los internados” que son los que demandan mayor atención, haciendo notar que el hospital cuenta con un espacio de aislamiento, acondicionado y habilitado para el abordaje especial de estos pacientes. “Por lo tanto, los que presentan algún síntoma desfavorable, son inmediatamente trasladados al hospital para su atención”.

Señaló que, cuando es detectado un caso positivo, por búsqueda activa, por hisopados de control, o por presentar síntomas, el resultado es comunicado personalmente al paciente. “Lo primero que se hace es explicarle la situación y concientizarlo sobre la importancia de aislarse para evitar seguir propagando el virus a otras personas, y evitar los contagios en su núcleo familiar, lugar de trabajo, el barrio y en cualquier otro entorno que frecuenta habitualmente”.

Seguidamente, puntualizó que los pacientes reciben atenciones día a día, para ir controlando la evolución de la enfermedad. Cuando se detectan complicaciones en el cuadro clínico “son asistidos inmediatamente con todas las atenciones necesarias”.

El control domiciliario es “mixto”, dijo, especificando que dicha modalidad se combina entre el control presencial del profesional, con la concurrencia a la casa del paciente y también por vía telefónica, “ya que tratamos de estar en permanente contacto”, afirmó.

Las evaluaciones incluyen: medición de la tensión arterial, nivel de glucemia, temperatura, saturación de oxígeno, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, entre otros principales.  Además, “charlamos con cada uno para interiorizarnos sobre las enfermedades de base, si es que la tienen, porque son los más vulnerables frente al COVID; sobre los síntomas que van presentando y cómo se sienten”.

“Si requieren un estudio complementario como ser laboratorio, Rx, electrocardiograma, ecografía, se les practica todo lo necesario para ampliar los controles. Contamos con todos los equipos, insumos y elementos para hacerlo”.

Tratamiento con suero hiperinmune

Mencionó que, al llegar al nosocomio, el paciente es evaluado en profundidad y teniendo en cuenta algunos parámetros como: saturación de oxígeno, valores de laboratorio, placa radiográfica “para ver que el pulmón no esté infiltrado, lo cual puede ser síntoma de una neumonía, se decide la aplicación del suero equino, tratamiento que hacemos en nuestro propio hospital, sin necesidad de trasladarlo a otro lugar”.

Valoró a esta terapia como “de muy buen resultado”, poniendo de relieve que el 70% de los pacientes “que la recibieron aquí, reportaron una mejoría, con lo cual estamos en condiciones de decir que, gracias al suero equino, “mejoramos los cuadros que presentaron complicaciones en muchos pacientes en estado moderado”.

En la misma línea, definió que, dado el caso, si luego de la aplicación del suero equino, el paciente sigue desmejorando “se gestiona mediante el nivel central del Ministerio de Desarrollo Humano, la derivación para trasladarlo hasta la capital a un efector de mayor complejidad, como el hospital Central, Alta Complejidad o Evita”.

Para cerrar, agradeció al Gobierno de la Provincia por el apoyo permanente “que nos brinda para que podamos hacer esta tarea y darle lo mejor a nuestros pacientes”. En ese sentido, evidenció el acompañamiento de otros organismos estatales, destacando que “no estamos solos en esto, nos acompañan el personal de la municipalidad, agentes policiales y miembros de la delegación zonal del Ministerio de Educación. Cada uno con su granito de arena para hacer frente a la pandemia desde el lugar que nos toca”.