Hospitales de Perín y Campo siguen afianzando su preparación para la atención de pacientes COVID-19

Compartir

RECURSOS HUMANOS PREPARADOS

Elementos de protección personal y protocolos establecidos fueron los ejes de las nuevas capacitaciones recibidas

Con el fin de dar continuidad a la serie de capacitaciones que se vienen dando en los centros de salud y hospitales de la provincia, para optimizar el manejo de los posibles pacientes COVID 19, una serie de talleres consecutivos se desarrollaron en los nosocomios de las localidades de Subteniente Perín y Estanislao del Campo, para afianzar el entrenamiento del personal de salud sobre el uso correcto de los elementos de protección personal (E.P.P).

Ambas jornadas fueron dirigidas a los profesionales y agentes de salud que se desempeñan los mencionados hospitales, con el objetivo de reforzar sus conocimientos sobre la utilización adecuada de los E.P.P., teniendo en cuenta que es una de las medidas, fundamentales, de prevención para evictar ontaminaciones y contagios en el equipo de salud, que tiene a su cargo el tratamiento de los pacientes afectados por este virus que mantiene al mundo en vilo.

Adiestramiento

De este modo, se brindaron precisas instrucciones sobre la colocación de guantes, barbijos, camisolines, botas, antiparras y máscaras; todos elementos necesarios para el abordaje y la atención de personas que puedan presentarse como casos sospechosos o positivos.

Desde el equipo de salud a cargo de dictar el taller, explicaron que “Se detalló en qué casos debe usarse cada uno de estos elementos, cuándo, en qué momento y para qué tipo de atenciones u otras prestaciones que deba hacerse al enfermo. Se remarcó la importancia que tiene sobre todo “el momento de retirárselos y desecharlos correctamente, siguiendo los pasos de manera estricta para disminuir los riesgos de contagio”.

Asimismo, comentaron que fueron repasados los protocolos y circuitos de atención que deben cumplirse con los pacientes, “tanto cuando se trata de casos sospechosos, más aún cuando se tratan casos positivos confirmados”.

En tal sentido, fueron monitoreados los puntos de ingreso al efector, los pasillos para el traslado, la ubicación de la sala de aislamiento y el lugar de egreso “no sólo porque debemos darle la mejor atención posible a ese paciente, sino porque debemos evitar el contagio a otros”, enfatizaron, refiriéndose a los pacientes que, por otras afecciones “puedan estar en ese mismo momento recibiendo atenciones los hospitales”.

“Seguimos insistiendo con este tema. Es necesario que los equipos de salud estén lo mejor preparados posibles, con todos los conocimientos y el entrenamiento necesario para cada caso. Cuanto más preparados estemos, mejor será la capacidad de respuesta y las atenciones que podamos brindar, tomando todos los recaudos necesarios para evitar la transmisión del virus”, subrayaron al concluir el encuentro.