Compartir

Con acciones que remarcan, difunden y sensibilizan a la comunidad, sobre la importancia de la prevención

Desde 1988, el 1 de diciembre de cada año, se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA, desde el cual, los estados y organizaciones de todos los países, apuntan a concientizar sobre la enfermedad y, principalmente, su prevención; además de apoyar y acompañar a las personas que viven con HIV  y recordar a las que fallecieron por enfermedades relacionadas con el VIH/SIDA.

En el 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS), propuso el lema “Solidaridad Mundial, responsabilidad compartida”, incorporando así, una lista de desafíos sobre los que alerta esta fecha en todo el mundo.

Esta celebración, altamente significativa para la salud de la humanidad, sigue siendo tan importante hoy como cuando empezó y, continúa recordando cada año a la sociedad que el HIV no desapareció, se mantiene vigente y registra casos de aumento en todo el planeta.

Asimismo, pone de relieve que es esencial tomar conciencia de cómo el SIDA afecta la vida de las personas, la importancia de que pongamos fin a la estigmatización y a la discriminación, y consigamos mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH.

Formosa

Nuestra provincia adhiere a esta conmemoración mundial, a través del Programa Provincial de ITS, VIH/SIDA y Hepatitis Virales, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano, haciendo hincapié en la prevención y remarcando que, “La mejor forma de evitarlo es el uso del preservativo en todo acto sexual, de principio a fin”, insistió el responsable del mencionado programa de salud.

Asimismo, sostuvo que, otro punto fundamental es “no olvidarse de los controles durante el embarazo, que permiten pesquisar a las mujeres con HIV,  para darles el tratamiento oportuno que evita la transmisión de la infección al bebé, es decir, la transmisión de madre a hijo”.

El infectólogo recordó que, “el HIV fue una de las pandemias del siglo 20, la cual se transformó en una infección endémica en todo el mundo. Hasta la actualidad, no hay vacunas para su prevención, ni hay cura”.

En los inicios la mortalidad era en el 100% de los casos. Pero “hoy día, el avance de la ciencia y la tecnología en salud, permiten hacer un tratamiento muy bien tolerado, transformando una enfermedad mortal en una infección crónica”.

En relación a las acciones que lleva adelante el programa destacó que, a lo largo del año, se implementan diversas y múltiples estrategias para promover y concientizar sobre la prevención y, al mismo tiempo, “la detección” por medio de los test que son “gratuitos y confidenciales” y se realizan en los hospitales y centros de salud de la provincia.

“En el caso que el efector no cuente con el servicio de laboratorio, en el lugar donde reside la persona, se coordina la toma de la muestra en otros centros, gracias al trabajo de la Red de Laboratorios que hace la articulación para la toma y envío de las muestras, para confirmar aquellos estudios sospechosos”, reveló.

Del mismo modo, aseguró que se trabaja en conjunto para garantizar la accesibilidad a la atención y al tratamiento, por medio de una red de centros de salud que coordinan con el programa provincial y los centros de atención especializados.

Precisó que, el tratamiento al igual que los estudios “son gratuito y está garantizado para todas las personas que no tienen obra social”. Y dio a conocer que, “cualquier persona que quiera consultar por el tema de VIH, puede hacerlo en cualquier centro de salud u hospital público”.

¿Es lo mismo VIH que SIDA?

VIH significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. Es un virus que afecta principalmente las células del sistema inmune, que nos defienden de las infecciones. En tanto que SIDA, es la sigla del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y es la etapa avanzada de la infección del VIH, cuando el sistema de defensas está muy debilitado y se desarrollan complicaciones asociadas al virus.

Se transmite por algunos fluidos corporales y por la sangre. Mayormente, por medio de las relaciones sexuales: anales, vaginales u orales, sin protección (sin preservativo). También al compartir agujas, jeringas, máquinas de afeitar, alicates, piercings, agujas para tatuar. Y las embarazadas con VIH, lo pueden transmitir al bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia, cuando no se toman los cuidados necesarios.

¡Cuidate!

Para prevenir el VIH, usa siempre preservativo en todas tus relaciones sexuales (anales, vaginales u orales), ya sea, con personas de distinto o del mismo sexo. Y nunca compartas agujas, jeringas, máquinas de afeitar, alicates, piercings, agujas para tatuar o cualquier otro elemento cortante o punzante.