Compartir

“Los altos índices de pobreza, indigencia y desempleo son las consecuencias de una economía descontrolada, producto de políticas y medidas adoptadas por el Gobierno Nacional que incluyen fuertes incrementos de las tarifas de los servicios públicos, una inflación sideral y mercaderías cada vez más costosas”, se alerto,

Al respecto, el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas de la provincia, el doctor Jorge Ibáñez, reprochó que “si se siguen haciendo estos aumentos de las tarifas públicas, si se sigue aumentando la energía eléctrica, el gas, el agua, los peajes, etcétera, todo eso se va a trasladar a los precios. No hay forma de que los costos no suban”.

“La mayor inflación hoy está dada precisamente en las góndolas y los alimentos y los efectos los estamos viendo, lamentablemente, son devastadores”, lamentó el funcionario.

Ante este complicado panorama, entendió el ministro Ibáñez que “nosotros, desde la provincia, lo que tenemos que hacer y así lo estamos haciendo son políticas activas para tratar de ayudar a los más necesitados y a los que hoy realmente están quedando a la intemperie”, finalizó.