Compartir

En un nuevo parte informativo del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 “Dr. Enrique Servián”, el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Jorge Oscar Ibáñez, brindó detalles sobre la deuda externa del país, la cual aumentó considerablemente durante la presidencia de Mauricio Macri.

Con el objetivo de ofrecer datos certeros sobre este tema que preocupa a los ciudadanos argentinos, es que, en declaraciones recogidas por esta Agencia de Noticias Formoseña (Agenfor), especificó que los números utilizados para el informe son los obtenidos por el Ministerio de Economía de la Nación y del Banco Central de la República Argentina, de tinte público.

En este sentido, explicó sobre la evolución de la deuda pública en relación al Producto Bruto Interno (PBI), partiendo desde el 2004 hasta el primer trimestre del 2021.

Y señaló que en el año 2004 como producto de la “tremenda crisis” del año 2001, la deuda significaba, con relación al PBI, un 118,1% y luego fue disminuyendo, llegando incluso hasta el 2011 con un 38,9%, indicó, recordando que ese año se pagó al Fondo Monetario Internacional (FMI) y se desendeudó respecto a bonos, parte del país.

Luego continúa evolucionando con una pequeña suba en el 2015, remarcando que en diciembre de ese año la deuda pública afectaba en el 52,6%.

Pero seguido a eso, “viene el más feroz endeudamiento que registra la historia de la República Argentina” aseveró, agregando que esto es así por el tamaño de la deuda y por el corto periodo de plazo en el cual se endeudó al país, con un bono a 100 años, marcó.

Es así que, desde el 2016 hasta marzo del 2018, el endeudamiento en fundamentalmente en moneda extranjera, tenía una “bicicleta financiera”, es decir, dólares de Estado Unidos que en ese país eran el resultado de una imposición con el 1 o 2%, eran traídos a la Argentina por prestamistas, convertidos en pesos argentinos con tasas de interés altas “que lo que cobraba en un mes ese prestamista era más de lo que en un año entero le pagaban por los dólares en EEUU” enfatizó.

Continuó exponiendo que, en marzo de 2018, los grandes bancos del país norteamericano y los fondos de inversión se niegan a seguir prestando dinero al presidente Mauricio Macri, debido al altísimo nivel de endeudamiento del país, pronosticando que no se iba a poder devolver.

Por eso, cuando la deuda ya había llegado al 85,2%, se recurre al “último salvavidas” que quedaba al gobierno de Cambiemos, siendo este el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A partir de esto, “tenemos un endeudamiento record, en tiempo record” resaltó el representante de la cartera económica de la provincia, manifestando que se trata del “préstamo más grande de la historia del FMI”.

Y precisó que el desembolso entre el 2018 y 2019 suman 44.154 millones de dólares, resaltando que en marzo de 2019 todas las condiciones que había firmado el gobierno de Macri, “no se cumplió ninguna”, por lo tanto peligraban los últimos dos desembolsos, pero en ese momento contando con el apoyo del ex presidente y sus gestiones públicas, finalmente se concretaron todos.

“La pregunta del millón es, qué se hizo con toda esa plata” expresó, considerando que no hay evidencias en infraestructuras ni reactivación de industrias o el campo, decir “entraron y se fugaron” estimó.

Asimismo, indicó que este mismo gobierno, firmó la manera en cómo se devolverían esos dólares, que sería en cuatro años siguientes a su mandato, un cálculo “imposible”.

Deuda en moneda extranjera y en pesos argentino

Sobre esto resaltó que en diciembre de 2015 la deuda en moneda extranjera era de 148.881 millones de dólares, mientras que en diciembre de 2019 la deuda aumentó a 249.047 millones.

Y se refirió a las declaraciones del ex presidente Macri quién en los medios de comunicación, confundiendo a la sociedad, sosteniendo que “Alberto Fernández está endeudando a la República Argentina mucho más que en su presidencia”.

Pero aclaró que, este aumento del actual presidente es en “pesos”, el cual está autorizado en el presupuesto y que “indudablemente no ha sido fácil para el Tesoro Nacional hacerle frente a la pandemia” afirmó.

Señalando que los $17 mil millones que ha aumentado en estos dos años de gestión de Fernández, son en pesos, es decir la moneda que nuestro país emite, no en dólares, insistió categórico, destacando la gran diferencia que esto implica.

Además puso de relieve que en marzo de 2021 se aprobó una ley para “poner fin, a futuro, que podamos tener otro festival de endeudamiento”, dando lugar al Congreso de la Nación en la autorización para tomar estos tipos de deudas que se produjeron durante el gobierno presidencial de Cambiemos.