Compartir

El ministro de Economía, doctor Jorge Oscar Ibáñez, dijo que están garantizadas las obligaciones de pago del gobierno a los agentes de la administración pública provincial correspondientes al ejercicio 2018. Aludió a los efectos que para las provincias tendrá el presupuesto 2019 al que califica de “ajuste y recorte” y reconoció la alta  preocupación que existe por el impacto que las altas tasas de interés tienen en quienes han tomado créditos así como en las pymes y comercios del país.

Sobre la disponibilidad de recursos para liquidar los sueldos de noviembre y diciembre  y el medio aguinaldo, el funcionario  reconoció que hay otros estados argentinos que lamentablemente tienen la mochila de las deudas y en algunos casos en dólares y con los incrementos que registra la moneda estadounidense se les complica la situación ya que ellos disponen de recursos en pesos.

“Es como si alguien  tomara un crédito en dólares y le “corriese” con el sueldo en pesos; la verdad que la situación no es la mejor”, ejemplifico para subrayar que en el caso de los prestamos hay situaciones muy delicadas.

Cito el caso de los denominados UVA que actualiza el capital y las cuotas por inflación pero que hay otros sistema que es muy perverso hoy para la gente y que tiene que ver conque todo lo que se compra atado a las tasas de interés que en algunos casos superan el 100 por ciento, planteándose como interrogante de qué modo se podrá afrontar esa obligación.

A modo de referencia, señalo los saldos de las tarjetas de crédito o si se adquiere cualquier bien, como una moto o un automóvil financiados a través de una entidad afín que en su mayoría son financieras que forman parte de las empresas automotrices.

“Fíjense las tasas de interés”, advirtió para acotar que “si el Banco de la Nación cobra el 86% en algunas tasas de interés estas financieras están por sobre el 100% por lo que tampoco se podrá afrontarlas y de allí que las tasas de interés es otro de los graves problemas”.

Ibáñez sumo a ello la situación de las pymes y de los comercios que aspiran sacar un crédito o descontar un cheque.

“Por eso cuando se me pregunta que puede pasar el año próximo mi deseo es lo mejor para todos los argentinos; pero la verdad que la situación es muy difícil”, opino.