Ibáñez: “Estamos recuperando las obras que el Gobierno de Macri paralizó en Formosa”

Compartir

Para el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, el doctor Jorge Ibáñez, “es una muy buena noticia para todos los formoseños” la inmediata puesta en marcha de las obras de la Autovía Ruta Nacional 11, en el trayecto Mansilla-Tatané, luego de que el gobernador Gildo Insfrán suscribiera un acuerdo con Vialidad Nacional.

Esta obra estratégica para Formosa –que el primer mandatario provincial había solicitado como prioridad al entonces candidato a presidente Alberto Fernández- fue paralizada por la gestión de Mauricio Macri, al igual que otras que estaban siendo ejecutadas en el territorio formoseño.

Con la llegada a la Presidencia del doctor Fernández, se avanzó en las gestiones para reactivar la concreción de las obras y finalmente, en el marco de la visita que realizara en mayo pasado a Formosa el jefe de Estado, se firmó un acta incluyendo la misma.

“Es una muy buena noticia para todos los formoseños”, subrayó el ministro Ibáñez, en declaraciones a AGENFOR, destacando que este lunes el gobernador Insfrán mantuvo una reunión virtual con el administrador de Vialidad Nacional, Gustavo Héctor Arrieta, y otros funcionarios, marco en el cual se acordó la firma del acta de inicio de las obras, por lo que las empresas ya están en el lugar prestas a comenzar.

Historia

Ante ello, el ministro Ibáñez consideró oportuno efectuar un racconto de la obra, recordando que “en el año 2013 el gobernador Insfrán firmó un convenio con la entonces presidenta Cristina Kirchner en Buenos Aires, que también contó la presencia de los administradores de Vialidad Nacional y Provincial”.

El documento firmado en ese entonces “significaba la posibilidad de concretar una obra que nace en Mansilla, pero que se extiende hasta la intersección de la ruta 81 y la ruta 11, después del Namqom, donde se dividió en tramos al sólo efecto de licitar cuatro etapas de Mansilla a la Cruz de entrada a la capital de Formosa: dos tramos de Mansilla a Tatané y dos tramos de Tatané a la ciudad capital”.

Sumó que “la quinta obra de las seis en que se dividió este convenio eran las colectoras de la Circunvalación y el puente sobre-elevado en la avenida Néstor Kirchner”, en tanto que la sexta obra del ambicioso proyecto incluía la rotonda de la Virgen hasta la intersección de las rutas 81 y 11, con un segundo puente sobre el puente Blanco”.

Rememoró que durante la gestión macrista “se licitaron cuatro tramos de Mansilla hasta la ciudad capital, pero sólo uno avanzó (Tatané hasta San Hilario), ya que los otros dos fueron rápidamente suspendidos”, reprochando que “en marzo de 2016 el trayecto Mansilla-Tatané fue eliminado. O como lo llamaban ellos: neutralizado”.  

En tanto, el tramo tres corrió una suerte distinta porque ya se había iniciado anteriormente, señaló el ministro Ibáñez. “Cuando asume Macri, esta etapa tenía un porcentaje de realización muy importante, pero que aún sin terminarla del todo vinieron funcionarios nacionales a inaugurarlo”. 

A su vez, el tramo cuatro –que es el acceso a la capital- “también quedó paralizado porque a comienzos del 2019 la empresa se retiró por falta de pagos. Eso produjo un gran caos en el ingreso a la ciudad porque se llegaba hasta la Cruz”. 

Ese trayecto fue el primero en reactivarse con la gestión del presidente Fernández. “Se está trabajando muy fuerte, por lo que estimo que en un plazo de seis meses quedará terminado”, acentuó el titular de la cartera económica provincial.

En cambio, “las colectoras llevaron una suerte distinta y estuvieron mucho tiempo paralizadas –lamentó-. Algunos tramos se iban haciendo de a poco porque Vialidad Nacional no afectaba recursos y lo más grave es que sacaron el puente sobre-elevado en la Circunvalación, haciendo una rotonda que todos los técnicos en temas viales dicen que es una barbaridad debido al tránsito que tiene”.

Por último, el tramo seis de la obra, que iba desde la rotonda de la Virgen con el segundo puente en el puente Blanco, “nunca se llegó a licitar”, aclarando que “en ello se está trabajando hoy”.

Obras paralizadas

Categórico, el ministro Ibáñez hizo notar que “estamos recuperando las obras que el Gobierno de Macri paralizó en Formosa y les quitó financiamiento”, mencionando a modo de ejemplo la pavimentación de tramos en las rutas provinciales 23 y 9, aludiendo también que en dos segmentos de la RN 11 se quitó la capa de rodamiento, ocasionando un verdadero peligro para la circulación.

“Costó mucho trabajo poner en marcha obras que durante cuatro años indudablemente no les pusieron financiamiento –reprendió el funcionario-. Se las sacaron a Formosa y no estamos hablando sólo de obras viales, porque además paralizaron el Centro de Medicina Nuclear –con un 82% de avance y todo el equipamiento comprado-, el Hospital de la Madre y el Niño, el nuevo nosocomio y la planta de agua de Laguna Blanca, el Gasoducto del NEA faltando sólo diez kilómetros para su finalización, entre muchas otras más, como el acueducto sobre la RN 81 y 678 viviendas”.

Condenó que “fueron decisiones políticas del Gobierno de Cambiemos para con esta provincia. No hay otra explicación, sino que fue algo netamente político”, contrastando que ahora, con la gestión del presidente Fernández, “estamos de inicio muy conformes con que nos devuelvan las obras que Macri paralizó y nos sacó”.

“Estamos tratando de poner en marcha todo esto”, concluyó.