Compartir

Si bien se acordó el pago de 79 millones de pesos que es la deuda del organismo nacional con la Provincia, impagas por la gestión de Cambiemos en los últimos meses del 2019. También hay otras deudas, que restan resolverse. Como ser la demanda interpuesta en la Corte Suprema de Justicia para el período 2009 y 2010, donde no hubo ninguna transferencia de fondos. Y además, existe actualmente el inconveniente de que el Presupuesto Nacional está prorrogado y “no podemos saber con qué recursos vamos a contar las provincias”, indicó el ministro de economía.

El ministro de Economía, Hacienda y Finanzas de la provincia, doctor Jorge Ibáñez, hizo una descripción detallada sobre la situación de la Caja de Previsión Social y las deudas que mantiene la ANSES. Es a partir de la legislación desde 1999, que señala que las provincias como el caso de Formosa que no transfirieron su sistema previsional a la nación, debe el Estado nacional a través del organismo financiar los déficits de las cajas jubilatorias provinciales.

Esa normativa tuvo algunas modificaciones en los últimos veinte años, y que producto de esos cambios la provincia de Formosa presentó una demanda en la Corte Suprema de Justicia por la falta de pago del período que comprende 2009 y 2010. Asimismo, también informó que dos meses del año 2018, que aún están impagos.

Por lo que el ministro, enfatizó que si bien “hay voluntad con el nuevo gobierno nacional y la ANSES para tratar estas cuestiones”, el inconveniente es que “no se cuenta aun con el Presupuesto Nacional 2020”, y en consecuencia “no podemos saber con qué recursos vamos a contar las provincias”.

El pasado 20 de enero, el gobernador de la provincia, Gildo Insfrán, junto a los mandatarios provinciales de Santa Fe y Entre Ríos acordaron con el titular de la ANSES, Alejandro Vanoli, y en presencia del presidente de la Nación, Alberto Fernández, la firma para el pago de las deudas que el organismos nacional tiene con esas provincias, y que específicamente para Formosa representaron un total de 79 millones de pesos. Ese monto corresponde a deudas impagas, de la gestión del ex presidente Macri en el año 2019, con la Caja de Previsión Social de la provincia, y que tras el acuerdo alcanzado, confirmó que se depositó la primera cuota, en tanto la siguiente será en el lapso de 30 días.

Refiriéndose específicamente al caso de las cajas de previsión social que como Formosa hay trece provincias que no transfirieron a Nación, Ibáñez  describió que “desde 1999, como consecuencia de una quita de la Coparticipación Federal de impuestos del sistema previsional nacional se le da a las provincias que así quisieran de transferir los sistemas jubilatorios al gobierno nacional”

“De las 24 provincias, trece decidieron no transfieren sus sistemas jubilatorios -como Formosa-, también Córdoba, Buenos Aires, Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Misiones, Neuquén, Santa Cruz, Santa Fe y Tierra del Fuego. Ese acuerdo se firmó con el compromiso federal entre las provincias y la nación y fue ratificado por el congreso de la nación que lo promulgó como ley. La ley estableció que los estados provinciales que no transfirieron sus cajas, el estado nacional debía financiar con recursos de la ANSES  los déficits”, explicó.

Aclarando, que puntualmente en el 2008,  se suscribió un nuevo convenio donde la ANSES a través de la ley N° 25.235,  decía que  Nación va a financiar aquellos regímenes que son compatibles, es decir, que “tengan las mismas condiciones el régimen provincial del nacional sino no te va a financiar nada y acá arrancan los problemas”.

Porque a lo dicho anteriormente, se sumó que en el 2009 y 2010 la nación no transfirió absolutamente nada de fondos y “comenzamos con el tema de los juicios, como el caso de San Luis, Santa Fe, Córdoba”. Y agregó: “También la provincia  decidió presentar la demanda en la Corte Suprema de Justicia como lo hicieron las otras reclamando esos fondos adeudados”, indicó.

Nuevamente  en junio de 2016, se firmó otro convenio que “estableció cláusulas sobre los anteriores y donde decía que la obligación de la ANSES es de transferir los fondos sobre todo aquellos regímenes que ya fueron homologados”, pero además que “para eso era necesario una auditoría que debía hacer el organismo nacional y las provincias para después transferir el dinero”.

Con la gestión de Cambiemos se sumó la Ley de Reparación Histórica para los jubilados, que decía a grandes rasgos que “deberá la ANSES realizar las auditorías  para evaluar los estados contables de cada caja y así depositar en forma inmediata los desequilibrios, es decir, los déficits”, siguió el doctor.  

Sin embargo, en ese punto enfatizó: “No se contempló las transferencias rápidas que enunciada la ley”. Y entonces “únicamente cerramos el año 2017 y el 2018, para otra vez empantanarnos ya que nos adeudaron dos cuotas a cuenta del año 2018”, agregando que esas dos cuotas que quedaron impagas, han sido el primer reclamo que hizo la provincia.

Que no tiene nada que ver con el convenio que el gobernador Insfrán  -hace pocos días-firmó con la Nación y la ANSES por la deuda de 79 millones de pesos. Dijo que esos fondos ya comprometidos en el acuerdo, no corresponden a las dos cuotas del año 2018, que “son a cuenta de las auditorías definitivas que no se cerraron como decía de 2018 y menos la de 2019”, apuntó.     

Ante la falta de los envíos de la ANSES en los casos mencionados, el ministro afirmó que “se decidió utilizar recursos del Tesoro Provincial”. Con la salvedad que ahora, se sumó inconveniente que es que la Nación no cuenta con un Presupuesto para el año en ejercicio.

Mientras que sobre los planteos en la Justicia hecho por las provincias junto a Formosa “dicen las nuevas autoridades de la ANSES con buen criterio que no se puede avanzar en la discusión sobre el tema porque hoy tenemos un presupuesto prorrogado”.

Ibáñez, subrayó que el caso de Formosa es particular, porque a lo antes expresado, se suma que abona a sus jubilados la movilidad jubilatoria del 82% “que no lo tiene ni la Nación”. “Lo que puede incluso provocar si nos alejamos tanto de la ANSES un agujero negro en las finanzas”, se sinceró sobre la problemática.

Por último,  dijo que hay provincias como  San Luis y Santa Fe que la Corte ya emitió el fallo hace varios años pero “no han podido todavía estas provincias cobrar un peso de las deudas, que incluso son muy grandes y que están siendo  estudiadas por las autoridades nacionales”.

Una de las posibles soluciones es emitir un bono, indicando que estos conflictos vienen de arrastre y que se resolverán  “cuando recién tengan fallo todas las provincias que fueron al Tribunal de Justicia de la Nación, para así el Estado tener un número global sobre a cuánto asciende la deuda total”, concluyó el ministro.