Compartir

El ministro de Economía, Hacienda y Finanzas de la provincia, el doctor Jorge Ibáñez, se refirió al Gasoducto y a ejes políticos y sociales vividos en los peores momentos de la pandemia.

En declaraciones recogidas por la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), inició contextualizando que “el Gasoducto del Noreste, como se lo llamaba, fue un proyecto privado de la empresa Techint de la década del 90. El gas venía de Bolivia y por un tubo desde Salta, entraba a Formosa hasta Ibarreta, el tubo bajaba a Sáenz Peña y de allí a San Lorenzo. Es decir, Formosa al igual que Resistencia, quedaban fuera del gasoducto principal”, explicó.

Continuó relatando: “Luego, esto fue un proyecto del Estado Nacional y se comenzó a hacer el nuevo recorrido. Es ahí cuando el gobernador Gildo Insfrán peleó para que el tubo central llegue a la ciudad de Formosa y también para que una brida del Gasoducto llegue a Ibarreta, suba hacia la Ruta 95, hacia la Ruta 86 y siga hasta la ciudad de Clorinda y, otra brida más que desde Tatané llegue hacia el Colorado. Es decir, cubrir toda la provincia”.

“Eso se logró con la gestión del Gobernador. Se licitó la obra que comenzó a fines del 2014”, dijo, reprochando que “en la gestión de Mauricio Macri quedaron primero por realizar 10 kilometros, después una parte más chica, pero no la terminaron. Pero sí, la parte hacia el Chaco”.

E indicó que ahora, según los técnicos, en Vaca Muerta hay suficiente gas, por lo tanto, éste viene desde el sur hacia norte. “Por eso terminaron la obra en Chaco y a nosotros no, en una suerte de castigo. No hay otra explicación, porque ya estaba hecho el cruce del tubo en Mansilla y solo había que terminarlo, pero no hubo forma de Dios que lo pudieran hacer”, lamentó el funcionario.

También recordó que durante el Gobierno de Cristina Fernández se licitaron las primeras redes domiciliarias en Ingeniero Juárez y Las Lomitas y que “estas obras también quedaron rescindidas”.

Explicó que actualmente Ingeniero Juárez tiene una red instalada a la cual le faltan las conexiones domiciliarias, mientras que, en localidades cercanas no se hizo nada.

En este punto, puso en resalto que hoy las empresas ya están en Formosa trabajando, haciendo los obradores y trayendo las grúas. “Creemos que el año próximo vamos a tener terminado el troncal y ahí vamos a comenzar con las redes domiciliarias, qué es el gran desafío del gasoducto, tener gas no solamente para la industria y el comercio, sino también para ir de a poco reemplazando al gas envasado”, manifestó Ibáñez.

Pandemia

En referencia a lo ocurrido en lo político y social desde que llegó el coronavirus, el funcionario provincial declaró: “Yo creo que a nivel país ocurre algo que pasó en todo el mundo por la pandemia. A todos los oficialismos les fue muy mal, empezando por Donald Trump”.

Señaló que durante esta etapa las personas la pasaron muy mal y manifestaron esa bronca hacia quienes gobiernan, culpándolos de “no hacer lo que debían hacer”.

Y en el caso de la oposición, la calificó de “salvaje” porque acusaron al oficialismo de no “haber traído las vacunas y eso es mentira, porque Pfizer el año pasado no entregó dosis, pero de igual manera siguen diciendo que no las compramos por una cuestión ideológica”, reprobó.

Expuso que en su momento los gobernadores querían comprar vacunas y no pudieron y que “el Gobierno Nacional las compró de China, de Rusia, de Inglaterra, de Estados Unidos, de donde le vendían, compraba”.

En ese sentido, fustigó el accionar opositor, ya que “decían que la vacuna era veneno. Denunciaron al Presidente de la Nación y al Ministro de Salud Pública Nacional por envenenamiento y estrago a la población. Esa es la oposición salvaje a la que hago referencia, no a aquella con la que disentimos y discutimos”, esbozó contundente.

Medidas sanitarias

Además, se refirió a los actos que realizó la oposición en contra de las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno provincial para enfrentar el coronavirus.

“Hubo muchos actos políticos (opositores) que no tendrían que haberse hecho”, cuestionó y continuó que estas acciones fueron apoyadas sobre todo por los jóvenes quienes vieron a una candidata (Gabriela Neme) como una luchadora”, no obstante, marcó que “hoy esa imagen está cambiando”.

En esta línea, hizo notar que “tiene críticas internas muy graves por esta alianza que ha formulado, de quienes la acompañaban políticamente y que hoy se dieron cuenta de que fueron utilizados y están haciendo rancho aparte”.

En contraposición, desde el oficialismo “nosotros tenemos que seguir trabajando y no dudamos de que el 14 de noviembre, nuevamente la gestión de Insfrán y de los intendentes van a obtener un resultado mucho mejor que el de las PASOS”.

“Vamos a poner lo mejor de nosotros, pero no sólo el 14, porque la instrucción del Gobernador es muy sencilla, en la post pandemia tenemos que ayudar para salir adelante a todos, porque si salimos solos no sirve”, subrayó contundente. 

Para finalizar, avizoró que “el año que viene va a ser un buen año para Formosa y para la Argentina”, por cuanto “vamos a superar la pandemia. Vienen vacunas para los niños y segundas dosis para todos los formoseños. Va a ser un muy buen año para todos”, recalcó por último.