Compartir

El ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Dr. Jorge Ibañez, informó que el Gobierno nacional extendió el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) hasta el 31 de diciembre.

En este sentido, subrayó que el programa fue una de las herramientas fundamentales del Ejecutivo nacional para reducir el impacto en el sector empresarial y sostener a las empresas ante la crisis económica que se vive en el país a causa de la pandemia de coronavirus.

“Esta ha sido una de las herramientas fundamentales de nuestro Gobierno para que el trabajador pueda percibir una parte de su salario a través de un aporte del Estado, dado el momento crítico que la mayor parte de las empresas argentinas tuvieron que soportar en el mes de abril. Los ATP se fueron actualizando y hoy rige el ATP7”, agregó Ibañez.

Asimismo, destacó que cada vez son menos las empresas que requieren de esta ayuda económica ya que “paulatinamente se está poniendo en marcha la rueda de la economía y algunas comienzan a tener facturación”.

En este contexto, el ministro de Economía dijo que es “llamativo” que algunas empresas hayan declarado desde el primer mes que no podrían abonar el pago a sus trabajadores e instó a “tener responsabilidad social y ser solidarios con el que menos tiene”, ya que en el sector empresarial, “no todos abonaron el resto del salario a sus trabajadores”.

Por otra parte, Ibañez comentó que el Gobierno tiene plazo para introducir modificaciones a los parámetros a utilizar en la nueva etapa del ATP y que este miércoles se realiza una nueva reunión del Gabinete económico de Nación para tratar este tema.

Sobre el final, refirió que en el mes de noviembre el aporte mínimo, más la suba del mes de octubre “llegará a ser de $18.900 y, el aporte máximo del ATP que son dos sueldos mínimos vital y móvil da $37.800; además se incorporarían 15 nuevas actividades consideradas críticas que no estaban siendo beneficiadas”.

“El alcance del ATP6 llegó a 1.291.970 empleados, a 124.160 empresas y tuvo una inversión de 26 mil millones de pesos. A esta inversión, se le debe sumar los fondos asignados a los créditos a tasa subsidiada y recalcamos que para aquellas empresas que mantengan su plantilla de personal o lo aumenten, existe la posibilidad de que los créditos se transformen en subsidios”, dijo para finalizar Ibañez.