Compartir

El ministro de Economía, Jorge Ibáñez, reconoció lo complejo y conflictivo del tema salarial, a partir de la no convocatoria nacional a paritarias docentes, que dejo sin referencia a las provincias no solo para tener un parámetro salarial al sector docente, sino a toda la grilla de agentes estatales.

Sostuvo que el no llamado a paritaria nacional en este año “ha generado una situación muy conflictiva el tema salarial. En el 2016 se hizo la paritaria docente nacional y a partir de ahí hubo escalones salariales que permitieron una pauta para el resto de los agentes públicos. Pero al no realizarse este año y al darse exclusivamente de que cada provincia arregle la masa salarial que pueda financiar, genero los problemas que son de público conocimiento”.

La apelación de Ibáñez fue: “roguemos a que prontamente termine la conflictividad salarial docente de estos momentos y qué prime la cordura. Los sindicatos docentes piden la paritaria nacional para discutir en una mesa, pero el gobierno nacional esta intransigente en ese punto”.

“Yo no me animo a decir lo que puede pasar en el futuro”, sostuvo, para señalar que “respecto a las provincias, se avanza y se retrocede una y otra vez”. Revelo que “estamos todos poniendo el foco en las provincias más grandes como Buenos Aires y Córdoba, que son las que transitan por una intensa discusión salarial sin arribar a ningún puerto”, para subrayar que “si los dos estados más grandes del país están con estos problemas, y bueno… nosotros también”.

Incluso expuso el “problema adicional” de estados como Formosa que es parte del lote de nueve provincias que “recibíamos una garantía salarial que hoy también esta en discusión”. Explico que “al no contar con recursos propios para llegar al primer escalafón de financiamiento del salario que se establecía, nación nos financiaba hasta el 31 de diciembre de cada año, fecha a partir de la cual la provincia se hacía cargo de ese aumento. Pero hoy eso también es parte del conflicto y no sabemos cómo se resolverá”.

 

“Premiar a quienes

hacen los deberes”

 

Acerca de la discusión por una nueva ley de Responsabilidad Fiscal para debatir en el Congreso nacional, el ministro Ibañez expuso su punto de vista e incluso advirtió que la idea “naufragara” si para el Estado Nacional “es lo mismo una provincia que hace bien los deberes y quienes no se ajustan a las metas”.

Se trata de una de las iniciativas que propicia el ministro de Hacienda nacional, Nicolás Dujovne, opinando Ibáñez que “las metas deben ser de cumplimiento para todos. Fíjense nuestro caso, que no tenemos déficit, no tenemos endeudamiento, es decir estaríamos cumplimos con todos los parámetros para estar dentro de la ley actual y la que viene incluso”.

“Ante esto y como el buen alumno de la clase nos preguntamos en que nos beneficiara todo esto, porque en algo hay que ayudar a quien hace bien las cosas y tiene sus cuentas en orden. Pero si para la Nación es lo mismo un estado que cumple con las metas que aquellas que emiten bonos que vaya a saber quien los pagara y su situación no es la mejor ante su alto endeudamiento, y bueno, mi pronóstico es que esa ley naufragara”

Para Ibáñez “también el gobierno nacional se debe trazar metas y cumplirlas, de otra manera insisto, si todo será exigencia para las provincias, no creo que funcione”.

Considero satisfactorias las metas y objetivos de una buena responsabilidad fiscal con parámetros como déficit fiscal cero y un endeudamiento de acuerdo al crecimiento de la economía. “Nadie se opondrá a eso, pero tenemos varios problemas para llegar allí, una es el punto de partida muy disímil de cada estado y que quienes controlamos el gasto público no recibimos ningún aliciente por hacerlo”, insistió en subrayar, para sostener que “ en realidad estos parámetros no son cumplidos hoy en día por el propio estado nacional”, de ahí que considerar muy difícil congeniar para sacar una nueva ley de responsabilidad fiscal”.

De todos modos señalo que “no está mal intentar modificar la norma vigente que está un poco anacrónica y no cumple con los objetivos del momento”, pronosticando que demandara una “discusión tremenda”. Aunque aclaro que “la discusión como debe ser se dará en el seno del parlamento nacional”.

Agregó que también se está hablando –impulsado por el ministro Duvjone- de la reforma tributaria argentina, entendiendo que “es una necesidad, pero independientemente de lo que opinemos las provincias y los empresarios, el gran debate será en el Congreso de la Nación”.

 

El tercer proyecto, en este caso que lidera el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, es la nueva ley de coparticipación federal de impuestos. “Como las anteriores, otra necesidad y también otra gran discusión que nos debemos los argentinos y se dará en el parlamento argentino”, expuso.