Ibáñez informó sobre el incremento en el consumo de insumos medicinales

Compartir

Durante el parte informativo del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Doctor Enrique Servían”, el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, doctor Jorge Ibáñez, afirmó que paralelo al aumento significativo de casos positivos, también se incrementó el consumo de productos medicinales.

En principio, resaltó que hayuna gran tarea logística, que permite la provisión de los medicamentos, en tiempo y forma, en todos los puntos de la provincia.

En ese sentido, explicó que el proceso inicia a través de la Unidad de Compra de Productos e Insumos Medicinales, que está ubicado en el Parque Industrial. Se almacenan las compras y luego se procede a la distribución a todos los efectores del sistema de salud provincial.  

Además, puntualizó  sobre el consumo de algunos productos medicinales, informó que el alcohol y desinfectante, en el mes de enero se adquirieron 21.177 unidades, mientras que en mayo tuvo un aumento del 10,7% llegando a un total de 23.445.

Continuó explicando que en insumos descartables, en mayo hubo un aumento del 52,2%, con un número de 1.796.260 unidades, cuando en enero había sido de 1.179.852.

En cuanto a reactivos de laboratorios, indicó que son 36 los principales que son adquiridos, señaló que pasó de 211.958 en enero a 387.753, aumentando un 82,9%.

En los principales 21 rubros de insumos hospitalarios, la variación de aumento entre enero y mayo fue del 125,5%. En medicamentos, en los 15 rubros principales de adquisición, fue de 167,1%. En tanto a los anestésicos, fue de un 303,8% ya que en enero se habían utilizado 33.945 y en mayo 137.057.

Por otra parte detalló la evolución del consumo de los principales insumos utilizados en UTI (Unidad de Terapia Intensiva) del Hospital Interdistrital Evita.

Asimismo hizo hincapié en cuatro medicamentos, en principio mencionó el midazolam, que en enero alcanzó el empleo de 8.000 unidades, en febrero 9.000, marzo 21.000, abril 32.000 y en mayo 60.000.   

En tanto el propofol, tanto en el mes de enero como febrero, se utilizaron 1.500, marzo 8.000, abril 12.000 y mayo 25.000. En la misma rama,  está el fentalino, que en enero se usaron 2.000, febrero 2.300, marzo 8.000, abril 15.000 y mayo 30.000.

Por ultimo mencionó que el uso del atracurio en enero fue de 900, febrero de 600, marzo 5.000, abril 12.000 y mayo 20.000. 

En ese sentido expresó “hago hincapié en esto porque paralelo al consumo de la demanda que existe en el sistema de salud, disminuye la oferta en los laboratorios y también aumentan los precios”.