Importante colecta de sangre reunió a dos grupos solidarios de donantes voluntarios

Compartir

Mediante un nuevo despliegue del Centro Provincial de Hemoterapia y el Programa Provincial Sangre Segura, dependientes del Ministerio de Desarrollo Humano, se llevó a cabo una nueva colecta de sangre, de la que participaron donantes voluntarios y habituales.

En este caso, se trató de miembros de la Iglesia El Alfarero, con sede en la ciudad de Formosa, y personal del Instituto de Pensiones Sociales (IPS), quienes se decidieron, una vez más, por el gesto solidario y altruista de la donación de sangre para beneficiar a la salud de muchas personas que la necesitan.

Las extracciones tuvieron lugar en el banco de sangre del Hospital de Alta Complejidad, sede del Programa Provincial Sangre, donde previamente se realizó la entrevista a los donantes para constatar su buen estado de salud y el cumplimiento de los requisitos establecidos para la donación.

“En este tiempo de pandemia, en el que las donaciones de sangrehan disminuido y necesitamos de este líquido vital para seguir salvando vidas, sinceramente, valoramos este acto de las personas que hoy manifestaron su amor al prójimo, tomando nuevamente la decisión de acercarse a donar”, señalaron desde la dirección del Centro Provincial de Hemoterapia.

Añadieron que, “es un momento complicado, en el que estamos intensificando el llamado a la donación de sangre, porque hay muchas personas con problemas de salud y enfermedades específicas, que están a la espera de este medicamento imprescindible, que no tiene sustitutos para mejorar su salud o para salvar su vida y que es la sangre de otro ser humano”.

En ese sentido, distinguieron la actitud “de los donantes de hoy y esperamos que se repita pronto”. Al tiempo, convocaron a otros grupos e instituciones a replicar esta modalidad de donación de sangre, “los esperamos a todos los que tengan voluntad de hacer lo mismo, lo estamos necesitando y hay gente que espera también. Acérquense con la inquietud, así podremos coordinar”.

Como se repite en cada colecta, tanto el personal de hemoterapia como los donantes, cumplieron con el circuito solicitado para efectivizar la donación: Admisión, Entrevista, Extracción y Atención integral del donante. Asimismo, luego de la donación se ofreció un refrigerio y se entregaron presentes alusivos.

Concientización

Desde el Programa Sangre Segura reiteraron a la población que donar sangre “nos hace mejores personas, porque es darle a nuestro prójimo la oportunidad de vivir mejor o, en otros casos, de vivir. Una sola unidad de sangre que se recoge en pocos minutos, puede salvar hasta 4 vidas, luego que el sachet se divide en los distintos hemocomponentes”.