Incesante y positivo trabajo del Centro Provincial de Hemoterapia y del Programa Provincial Sangre Segura en pandemia

Compartir

Posibilitaron mantener las buenas cifras de donantes de sangre y la colecta de plasma convaleciente destinado a la recuperación de pacientes COVID

A pesar de la situación de emergencia sanitaria que llevaron a extremar los cuidados en el ámbito de salud, a causa de la pandemia por COVID – 19, el Centro Provincial de Hemoterapia (CPH) y el Programa Provincial Sangre Segura trabajaron, arduamente, a lo largo del año, para continuar concientizando a la comunidad sobre la importancia de la donación de sangre.

Esto se logró a través de la promoción de colectas internas y externas de sangre, coordinadas con distintas instituciones públicas y privadas. Además, se mantuvieron las capacitaciones permanentes al personal que se desempeña en los servicios de hemoterapia, postas de donación y bancos de sangre, ubicados a lo largo y ancho de la provincia.

“Sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la donación es una tarea que no puede interrumpirse. La sangre es un líquido vital, insustituible, que requiere de la voluntad y del amor hacia nuestros semejantes, que por múltiples razones, la requieren para mantener o mejorar su estado de salud o, inclusive, para salvar su vida”, sostuvo la responsable del Centro Provincial de Hemoterapia, bioquímica Griselda Salinas.

En relación a ello, explicó que durante el 2020 “el trabajo continuó sin cesar, más allá de la pandemia, aplicando estrategias alternativas, a las que veníamos implementado habitualmente, que se ajustaron a los protocolos solicitados para fomentar la donación de sangre e igualmente, seguir captando donantes voluntarios, que es lo fundamental”.

Dio a conocer que según los registros, el número de donantes disminuyó en algunos meses desde que comenzó la pandemia. Desde enero a noviembre se contabilizaron en total 10.258 donantes.  Pero comparado con el 2019, que reportó un total de 10.442 donantes, “la diferencia es mínima” -marcó- y dijo que esto “muestra a las claras” la labor incesante del equipo de hemoterapia y la conciencia que viene asumiendo la comunidad sobre la donación, a pesar de cualquier circunstancia.

El equipo de profesionales se mantuvo en constante formación “por medios virtuales”. Al mismo tiempo se ofrecieron charlas vía zoom para alentar a la donación voluntaria, gratuita y segura.

En tanto, se concretaron colectas externas, en coordinación con “la Iglesia Adventista Universal y la Iglesia Universal”, mientras que las colectas “intra servicio” fueron organizadas con “la Agrupación 17 activa, Fundación Esperar por la Vida y la realizada en el marco del Día Mundial del Donante de Sangre”, mencionó

Extracción de plasma a pacientes convalecientes de COVID – 19

La funcionaria especificó que entre el reordenamiento de las estructuras y de las actividades que debió afrontar el Centro Provincial de Hemoterapia, fue convocado en el mes de junio, para ser parte activa del equipo de trabajo consignado para la obtención de plasma convaleciente COVID – 19, utilizado para el tratamiento de los pacientes COVID en estado leve o moderado.

Visitas personalizadas a cada recuperado para transmitir información y agotar toda duda con respecto a la inocuidad de la donación de plasma. Toma de muestras para las determinaciones y dosaje de IGG totales anti COVID. Búsqueda del donante al domicilio, refrigerio y traslado de regreso. Más el envío de muestras al Instituto Maistegui.