Compartir

Estudiantes de 5° y 6° grados de la Escuela Normal Superior “República del Paraguay” participaron de una charla ofrecida por un equipo del centro de salud Villa Hermosa, desde la que se difundieron diversos temas vinculados al conocimiento y cuidados del cuerpo en la pre adolescencia.

Apuntando a la intervención de los niños durante la charla para que despejen sus dudas, los profesionales informaron acerca de los cambios del cuerpo en esta edad, las diferencias entre niñas y niños en dichas transformaciones, prevención de enfermedades de transmisión sexual y la importancia del uso del preservativo como fundamental barrera para evitarlas, entre otros tantos puntos.

“Es importante que los niños lleguen bien informados a su adolescencia. Cuanto a más temprana edad son difundidos estos temas, mejor asimilados resultan. Entre las muchísimas cosas que deben aprender los niños para aprender a cuidar su salud y calidad de vida, una muy importante es conocer y respetar su cuerpo. La información necesaria y adecuada ayuda notablemente a prevenir problemas serios como las enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, violencia y abusos en la niñez y adolescencia”, comentaron desde el equipo de salud organizador.

Además, recordaron a los docentes, padres presentes que acompañaron la charla que “los adultos debemos fomentar espacios de confianza en los que los niños puedan sentirse cómodos para hablar, charlar y consultar de todo. Somos sus guías, debemos escucharlos y ayudarlos a resolver cuestiones que para ellos, a su edad, suele ser una dificultad aunque para nosotros parezca menor”.

Puntualizando los temas, los profesionales explicaron: las transformaciones del cuerpo de niñas y varones, los cuidados a tener en cuenta en el futuro durante las relaciones sexuales, la concepción, embarazo y desarrollo del bebé.

Asimismo, hablaron de las enfermedades de transmisión sexual, formas de contagio y las medidas que deben tomarse para prevenirlas. En este tema se profundizó el uso del preservativo durante las relaciones sexuales y las vacunas contra el HPV y hepatitis como barreras fundamentales de prevención para muchas patologías.

También insistieron en “la práctica de hábitos sanos como la higiene y el aseo personal, cuidar las zonas privadas del cuerpo y evitar conductas promiscuas que puedan favorecer el contagio de estas enfermedades que afectan a la salud integral, muchas de las cuales pueden ser graves con el paso del tiempo”.

“Cuando desde edades tempranas se aprenden y practican las conductas sanas, es mucho más fácil que se mantengan a lo largo de toda la vida. Los adultos debemos contribuir a que eso suceda dando el ejemplo para ayudar a que nuestros hijos tomen hábitos saludables y entiendan la importancia de la salud”, reafirmaron desde el centro de salud.