Compartir

“La disponibilidad al agua potable es uno de los determinantes sociales fundamentales para que las personas mejoren su calidad de vida. No es casualidad los avances sostenidas en materia saneamiento, algo que se acentúa en las zonas rurales habitadas por aborígenes”, expuso el administrador del Servicio Provincial de Agua Potable del norteño estado de Formosa, ingeniero Julio Cesar Vargas Yegros.

Y justamente a partir de exámenes a indígenas y toma de muestras en espejos de agua cercanas a la comunidad formoseña qom de La Primavera que hicieran peritos federales por una supuesta contaminación -sin anoticiar oficialmente a las autoridades provinciales y tampoco a los lugareños-, el funcionario expuso que “hablan de exámenes de espejos de agua que nosotros no las tenemos como fuente proveedora a plantas de agua ni a los acueductos que abastecen a las poblaciones a través de las redes domiciliarias”.

Explico que “los habitantes de las comunidades de La Primavera y la cercana El Palomar se abastecen de agua provenientes de las plantas de Laguna Blanca y Naineck, para lo cual se ejecutaron acueductos que se extienden por más de diez kilómetros, y en ningún caso insisto, se les suministra el vital liquido desde los espejos de agua que esta menciona”.

Expuso para tener una idea de la dimensión de los trabajos ejecutados en materia de agua potable, explico que “solo en ramales secundarios conectados a la cañería de impulsión están ejecutados en distintos diámetros, un total cercano a los 30 kilómetros. Sobre estos ramales se conectaron las conexiones domiciliarias que alimentan a las viviendas, elevando el total a unos 54 kilómetros.

“Si sumamos las longitudes de la cañería principal, las distribuidoras y conexiones domiciliarias y del acueducto desde la planta de agua potable de Laguna Blanca, alcanzamos un total superior a los 100 kilómetros de cañerías instaladas”, afirmo.

Dirigentes sociales indígenas, como Raúl Chilagaloy, Ceferino Fernández, Mirta Machagay, Cristino Sanabria, dijeron desconocer de que situación de contaminación hablan, destacando coincidentes en que “se mejoro integralmente el servicio de agua potable y se realizaron unas seiscientas conexiones domiciliarias de agua potable para lo cual se extendieron mas de cien mil metros de caños. Eso de que debemos ir a buscar agua de las lagunas es todo mentira, solo es parte de la habladuría de quienes tienen intereses personales y políticos, en la comunidad todos tienen el servicio de agua potable hace mucho tiempo”, dejaron en claro. Incluso dijeron que “se ejecutaron más de 200 viviendas para un hábitat digno de gran parte del pueblo, escuelas, un centro de salud que se asemeja a un hospital, caminos enripiados y otros adelantos que algunos tratan de desmerecer con estas denuncias sin sentido”

El subsecretario de Recursos Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental de Formosa, doctor Hugo Bay, le resto mayor relevancia a esta intervención de la Policía Federal, entendiendo que “al partir del hecho que se genero por intereses muy alejados de la preocupación y ocupación social, sino formar un efecto político desde lo judicial, todo resulta muy endeble”.

Indico que ya semanas atrás el estado formoseño a pedido de los aborígenes elevaron su queja formal a la intervención de personal perteneciente a la Policía Federal Argentina por mandato de la Unidad Fiscal Federal con competencia en lo ambiental en la comunidad de La Primavera, realizando exámenes a determinadas personas y toma de muestras en espejos de agua cercanas, sin anoticiar en absoluto a los lugareños que denunciaron “sentirse avasallados”.

“No hubo orden de allanamiento alguno, nos vimos vulnerados, ya que se tratan de tierras privadas más allá del carácter de comunitarias. Nos asiste el derecho legitimo de tener participación y consulta”, expusieron al repudiar la intromisión.