Industriales de la provincia buscan alternativas ante la difícil situación económica

Compartir

“Han transcurriendo ya 18 meses desde que el gobierno del presidente Mauricio Macri se hizo cargo de los destinos del país, desde ese momento a la fecha los diferentes sectores industriales vienen exhibiendo tendencias negativas en toda la cadena de valor, y lastimosamente donde se concentra la mayor masa laboral, con consecuencias muy dolorosas” opinó el industrial maderero Jorge Antueno.

Agregó que “La provincia de Formosa no está exenta de estos desaciertos económicos que hoy notamos, como por ejemplo en el sector maderero, con seguridad uno de los más importantes de nuestra provincia y gran generador de puestos de trabajo, manifestándose con fuertes retrocesos en las ventas, sintiéndose esta disminución en los destinos de mayor consumo y poder adquisitivo, que acompañado por la inflación, mayores costos de la energía, las complejidades de acceso al crédito y las altas tasas de interés, dejan al descubierto la falta de compromiso con los sectores industriales, sin olvidar las importaciones desmedidas de todo tipo, las consecuencias son obvias y están a la vista”.

Reclamo

Consideró Antueno que “Es por ello que debemos hacer oír nuestros reclamos ante instituciones locales como Federación Económica, Cámara de Industria y Comercio, Unión Industrial, etc., entendiendo que, con el compromiso de todos y perseverancia iremos obteniendo soluciones a nuestros reclamos”.

Recordó que “Desde el 2005, el gobierno provincial junto a la Unión Industrial de Formosa y referentes de distintos sectores productivos venimos acompañando el crecimiento de la industria, hasta que en el año 2009, por una decisión política, se dio un fuerte impulso con la instrumentación del decreto 490 que lleva la firma del Gobernador Gildo Insfran, reafirmando así el compromiso del gobierno con los diferentes sectores industriales de nuestra provincia, fortaleciendo el Asociativismo y Cooperativismo a lo largo y ancho de la provincia a los sectores con mayor capacidad de generar puestos de trabajo como lo son el Maderero, Textil y Ladrillero, sin olvidarnos del de la Construcción, donde la mano de obra intensiva se vio fortalecida, equivalente al 40% del costo total, revalidando el Programa de Compre Provincial, puesto en marcha en el año 1999 según: Decreto 848/99 – Ley 1394”.

“En situaciones como la actual, la industria maderera muestra rigidez y reticencia a despedir operarios, ya que son profesionales en su oficio y con mucho tiempo de formación, dejando en claro la Responsabilidad Social Empresaria de nuestras pymes madereras, que sostienen el empleo aun en contextos de baja rentabilidad” precisó.

Agregó que “Como se sabe hace ya 10 años que la industria maderera tiene cerrada las puertas a las Exportaciones, por inconvenientes, tanto internos como externos, falta de transportes competitivos, (ramal c25, transporte fluvial, etc.), cargas impositivas entre otros, son algunas de las causas que lo justifican, es por esto que la entrada en vigencia del reglamento “circoc 601” no solo podría funcionar como herramienta que aporte confiabilidad a los profesionales que elijan construir con maderas, sino que además contribuirá a dar un fuerte impulso a la cadena de valor en el sector y en la provincia”.

“Es por ello que está en nosotros, Privados y Estado, emprender acciones conjuntas, en un modelo de Desarrollo Productivo que sea ambientalmente sustentable, económicamente viable y socialmente justo” pidió.