Ingeniero Juárez dispuso una carpa para sensibilizar a la población sobre el cáncer de mamas

Compartir

En el centro de esta localidad, equipos de salud del hospital distrital y del centro sanitario del barrio Obrero, dispusieron una carpa para difundir a la comunidad la importancia de los controles y estudios periódicos para detectar tempranamente el cáncer de mamas y establecer cuanto antes el diagnóstico y tratamiento.

“La detección temprana es vital para recuperar la salud” es el lema que promueve el mes de sensibilización sobre el cáncer de mamas. Desde el mismo, médicos, obstetras, enfermeros, agentes sanitarios y otros profesionales de salud concientizaron acerca los controles y estudios que deben hacerse las mujeres, de acuerdo a las distintas edades.

Además, invitaron a las vecinas a acercarse al hospital o centro de salud mas cercano al domicilio para realizar la consulta médica correspondiente y solicitar los turnos para los diferentes estudios recomendados, remarcando en todo momento que “el acceso a los mismos es gratuito en los hospitales y centros de salud”.

De este modo, dieron a conocer que es al autoexamen exploratorio de mamas; la entrevista y palpación médica; la ecografía y mamografía. Informaron detalladamente en qué consiste cada una, cómo debe hacerse y cada cuanto tiempo, y cual es la efectividad de cada uno para descubrir el cáncer mamario de manera temprana.

“Son muy simples, no causan dolor y son gratuitos. Por eso es fundamental cumplir con cada uno de ellos para cuidar nuestra salud. Además de llevar una vida saludable con hábitos que contribuyen a tener un buen estado de salud general”, exhortaron desde el equipo de salud.

Concientización

En este marco explicaron que el autoexamen mamario ayuda a detectar bultos, deformaciones y protuberancias. Deben hacerse todas las mujeres a partir de los 20 años y pueden hacerlo “solas con la ayuda de un espejo”. Detallaron cada uno de los pasos, en los que participaron los hombres presentes.

Del mismo modo, aconsejaron efectuar la evaluación médica periódica, la ecografía mamaria y la mamografía, recalcando sobre esta última que “es capaz de detectar tumores aun cuando todavía son milimétricos, lo que permite un tratamiento adecuado y aumenta notoriamente las posibilidades de cura y sobrevida”.