Compartir

El Programa de Ingreso Ordenado y Administrado que se implementa en la provincia  de Formosa apunta a prevenir y evitar el contagio del COVID-19 a nivel comunitario y, eventualmente, ejecutar estrategias de bloqueo y control de los casos sospechosos.

En este marco, formoseños que retornan al territorio provincial y se encuentran realizando el aislamiento correspondiente en los Centros de Alojamiento Preventivo (CAP) ponen de resalto la efectiva política sanitaria de Formosa frente al coronavirus.

Mónica es oriunda de San Martín Dos, ingresó hace una semana y está cumpliendo su aislamiento en la Escuela de Cadetes de la Policía. “Vine de Corrientes. Llegué el martes 27 de octubre a la provincia de Formosa, con una mezcla de emociones… es inexplicable la alegría que sentís en ese momento”, relató a AGENFOR.

Comentó que “estaba estudiando en Corrientes, haciendo una pasantía. Lamentablemente, allí se está atravesando una situación muy complicada, ya que todos los días hay muertos”.

En ese sentido, marcó el contraste con lo que sucede en Formosa, ponderando la presencia del Estado. “Cuando ingresé a Formosa nos volvieron a hacer el hisopado en la UPAC y desde allí nos trasladaron al lugar donde estamos ahora cumpliendo la cuarentena”, contó la mujer.

UCAP

“Cumplimos a rajatabla todas las medidas porque queremos cuidarnos y cuidar al resto de las personas. Constantemente estamos resguardándonos y respetando todos los recaudos”, recalcó.

Tras destacar la asistencia que les brindan en los CAP, rechazó “lo que intentan plantear los medios nacionales”.

“Antes de venir veíamos en los medios y las redes sociales que supuestamente la gente se quejaba de la atención en los centros, pero hoy nosotros estamos en uno hace varios días y puedo asegurar que es como estar en un hotel. La única diferencia es que no podemos salir, pero todo lo demás es igual”, remarcó.

“Somos sólo cuatro personas en una habitación, a los fines de respetar el distanciamiento correspondiente. Estoy con mi hermana y dos chicas más: una es de capital y otra del interior. Cada una tiene sus elementos personales y en todo momento tenemos puesto el barbijo”, resaltó. 

Apuntó que “pensamos que teníamos que traer ropa de cama y alimentos, pero al llegar realmente nos sorprendimos porque desde el día uno nos encontramos con un centro que estaba completamente equipado”.

Atención

Mariana es una joven formoseña que ingresó este martes 3 a la provincia y ya está cumpliendo su cuarentena en la Escuela de Cadetes.

“Acabo de culminar el Profesorado de Educación Especial en General José de San Martín, Chaco, y estaba a la espera del permiso para poder retornar”, dijo.

A través del Programa de Ingreso Ordenado y Administrado “ingresamos 90 chicos de diferentes provincias y de San Martín entramos ocho. Contamos con la autorización de ingreso, el hisopado negativo y los requisitos de estudio”, relató a esta Agencia.

Respecto de la atención que reciben en el Centro de Alojamiento Preventivo, subrayó: “Es muy buena, diez puntos. Estoy muy agradecida. Contamos con desayuno, almuerzo, merienda y cena, todo gratuito, además de la limpieza y otras cuestiones como cable y wifi. El único gasto que tuvimos fue el traslado desde cada provincia, en mi caso Chaco, hacia Mansilla”.

Contó que en El Colorado se encuentran su madre, su padre y su hermano. “Estaban muy preocupados porque yo estaba en una provincia que tiene la mayor cantidad de casos de la región. Pero por suerte ya estoy acá, en Formosa”, concluyó.