Compartir

En una primera etapa se harán los muros perimetrales del frente y el sistema de drenaje del campo de juego. “Es una obra que encara el gobierno formoseño en Pirané y que tendrá un fuerte impacto en la comunidad”, aseguró Alberto Quintana.

La empresa encargada de las obras en el Estadio “Carlos Ismael Strong” ya está asentada en la ciudad. Según lo dicho por el propio presidente de la Liga Piranense de Futbol, Alberto Quintana, es una obra que tendrá un impacto altamente positivo en la comunidad, como las demás obras provinciales que se están ejecutando, algunas ya próximas a terminar.

En una primera etapa se van a estar demoliendo los muros perimetrales del frente y las boleterías, para ser reconstruidas en su totalidad. “Hablamos con el arquitecto a cargo de las obras para que nos explique los pasos a seguir”, dijo Héctor “Itu” Galeano, quien preside el Club Estudiantes en la ciudad. “Nos causó mucha alegría saber que por fin Pirané va a tener un estadio del nivel que se merece, después de años de soñarlo, hoy por fin se nos da a todos los que amamos el futbol”, dijo.

El sector del campo de juego será removido, “van a levantar la cancha para poder hacer todo un sistema de drenaje, para que el agua ya no se acumule y se va instalar además un sistema de riego” aseguraron.

Esta obra encarada con fondos provinciales, se suman a otras como el asfaltado de la continuación de la avenida 9 de julio, que está próxima a culminar; la Planta procesadora de residuos domiciliarios, el Juzgado de Paz, la extensión de la red de agua potable y la red de electrificación rural, por nombrar algunas.