Compartir

Comenzó este lunes 23 el cuarto módulo de la colonia de vacaciones “Niños Felices” organizada por el gobierno provincial en el Paraíso de Los Niños. Participan colonos de los barrios Eva Perón, Stella Maris, El Palomar y La Maroma por la mañana y por la tarde, Villa del Carmen, Pompeya y Sagrado Corazón. Hasta el momento 1850 niños disfrutaron de esta hermosa experiencia recreativa.

Como es frecuente  durante el primer día de colonia los niños se realizaron la revisación médica pertinente para así asegurarse no tener ningún inconveniente que les impida el acceso a la pileta.

Además de la colonia de vacaciones destinada a los niños de entre 6 y 12 años, este año se sumo la práctica del aquagym el cual se realiza por la noche y que cuenta con una adhesión muy fuerte por parte de la población formoseña, se estima que alrededor de 400 personas por día disfrutan de las piletas del complejo en los diferentes turnos existentes.

Es importante recordar a la comunidad en general que no es impedimento no vivir en alguno de los barrios que son afectados durante la semana, toda niño que viva en cercanías al complejo puede asistir, el horario en el que funciona la colonia de vacaciones es de 8a 10: 30 horas y por la tarde de 15 a 17,130 horas, las clases de aqua gym se dictan desde las 20  hasta las 21:00 horas de lunes a viernes.

Control integral de salud
La médica a cargo del control integral de salud de los niños que por primera vez ingresarán a la pileta del Paraíso,  Dra Viviana González indicó que “es un control integral de salud, los enfermeros controlan peso y talla, la nutricionista calcula el índice de masa corporal para ver su estado nutricional. De allí pasa al examen físico, se le pregunta si tiene alguna enfermedad o si toma algún medicamento, pero se prioriza la piel del niño, para ver si hay pediculosis, algunos forúnculos”.

Aclaró que en caso positivo, “Se lo medica, se lo trata, se le da una referencia para su centro de salud. Se lo vuelve a controlar a la semana, y se controla si hizo la consulta en su centro de salud”.

Dijo que además “se hace un control cardiovascular, hasta ahora no hemos encontrado un trastorno severo que amerite derivación. Lo bueno es que articulamos con el hospital de la Madre y el Niño, con quienes tenemos un turno especial para los niños de la colonia. Contamos con dermatólogos presentes también, quienes derivan”.

Recordó González que este lunes “Tuvimos seis médicos trabajando, tres con niños y tres con niñas, tratamos de que ingresen a la pileta, con un buen examen físico, que esta instancia recreativa sea buena para su salud. También tienen un control bucal, y derivación en caso de ser necesario”.