Compartir

Periodo que cada año, acentúa la promoción de esta forma milenaria y natural de alimentación que garantiza al niño innumerables beneficios para crecer sano.

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, adhiere a la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se lleva adelante desde el 1 al 7 de agosto de 2021, y tiene por objetivo alentar a las madres a dar la teta a sus bebés de manera exclusiva hasta los 6 meses de vida y, de ser posible, hasta los dos años acompañada de alimentos complementarios.

La leche materna es el mejor alimento y el más completo que puede recibir el recién nacido. Le brinda todos los nutrientes que necesita para crecer sano. La leche de la madre, contiene además el líquido que el bebé necesita y está adaptada a sus necesidades, por lo que la digiere más fácilmente que cualquier otra leche.

Además, a través de ella, la mamá le trasmite al bebé factores de protección, denominados, anticuerpos, que ayudan a prevenir diversas enfermedades hasta que sea capaz de formar sus propias defensas. En tanto, que el acto de amamantar establece un vínculo afectivo estrecho entre el binomio madre – hijo.

Siempre que sea posible, todos los bebés deben recibir la leche de su mamá desde la primera hora de vida, ya que es irremplazable para su crecimiento y desarrollo. Por este motivo, se recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y hasta los dos años, con el agregado de alimentos adecuados para la edad del niño.

En este marco, los centros de salud y hospitales de toda la provincia, trabajan de manera incesante para fomentar la lactancia materna. Por medio de charlas de concientización y talleres con demostraciones prácticas para la preparación de los pechos, la buena prendida del bebé y las técnicas de amamantamiento, se promueve en las madres esta práctica natural y milenaria, que aporta al niño innumerables beneficios a su salud.

Asimismo, se anima a las familias a acompañar a las madres en este proceso que requiere también del apoyo de toda la comunidad, para que cuenten con espacios cómodos y adecuados para dar la teta, en los ámbitos públicos, laborales y otros.

Cabe destacarse que este año, el lema de la Semana Mundial es “Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida”, y se centrará en la importancia de evitar la discriminación de las madres lactantes en todos los ámbitos, ofreciendo apoyo familiar y comunitario, además de aplicar políticas equitativas de Igualdad así como programas sociosanitarios basados en la evidencia.

La lactancia materna es un acto natural y ecológico. La leche materna es un recurso renovable, gratuito, que no produce contaminación ni desperdicio. Por el contrario, ayuda a la salud infantil, de la madre y del planeta.