Compartir

El ministro de Planificación, Daniel Malich explico que la filtración producida en una sector del anillo que refuerza la compuerta de desagote del barrio San José Obrero fue resuelta con celeridad. No obstante expuso que algunas franjas resultaron anegadas, advirtiendo que afecto a gente asentada en zonas muy bajas, no recomendables habitar.

Indico que el suceso se genero en la tarde-noche del sábado, acudiendo a coordinar las labores el presidente del Comando de Emergencia, el ministro de Gobierno, Jorge Abel González, el intendente Jorge Jofre, además de todo el equipo y recurso humano para dar respuesta lo ocurrido.

Malich indico que se trato de “una pequeña filtración en un anillo que refuerza la compuerta de desagote de la defensa de la estación de bombeo 9 de Julio, cercana al Anfiteatro de la Juventud”. Los organismos del estado provincial y el municipio de la ciudad, entre otros que confluyen en el Comando de Emergencia acudieron con celeridad y tras evaluar “trabajaron fuertemente y se logro controlar la situación generada, con lo cual la calma fue recobrada entre las familias del barrio”.

Comento que “el río Paraguay está muy crecido, por sobre los 8 metros, y eso hace que mantengamos un alerta permanente que en este caso tuvo a los vecinos con una entendible preocupación”, de todos modos expuso que el equipo de bombeo de la zona funciona normalmente y el cuenco de ese sector estaba casi vacío.

Advirtió sobre una “situación compleja a partir de que en esta zona se encuentra un cuenco muy importante con una laguna que prácticamente cruza por el medio al barrio, sumado a que hay familias situadas en sectores muy bajos y no recomendados para habitar”.

Explico que “la ciudad está rodeada de defensas y con un rio con el Paraguay crecido debemos cerrar las compuertas para impedir el ingreso de las aguas. Ante cualquier lluvia debemos desagotar los cuencos que lleva su tiempo a partir de ponerse en funcionamiento las bombas, y en ese lapso se pueden dar anegamientos en sectores bajos”, exponiendo que “en este caso se produjo una fisura a partir de una situación generada en el anillo de refuerzo, pero fue solo un problema subsanado y controlado”.

Dijo que “sabemos de preocupaciones de vecinos por ejemplo de la zona del Caza y Pesca y toda la zona que da al riacho de Oro por las defensas, y se tratan de situaciones propias de la parte superior de las defensas producto de las lluvias o algún transito pesado sobre el anillo. Pero no hay complicaciones, las defensas han sido reacondicionadas y reforzadas, estamos en cota 12 metros, que nos da una revancha importante”.