Compartir

A pesar de que las condiciones climáticas no fueron las mejores, hubo festejo popular en Ibarreta para celebrar los 96 años del pueblo.  El gobernador Gildo Insfrán encabezó la ceremonia central que culminó con un gran desfile.

Acompañaron la ceremonia el presidente provisional de la Legislatura Armando Felipe Cabrera, el intendente Adán Jarzynski, diputados provinciales, el jefe de gabinete de ministros Antonio Ferreira, ministros y secretarios del Poder Ejecutivo, representantes, subsecretarios de organismos, intendentes de localidades vecinas, docentes, alumnos y vecinos.

Tras la entonación del Himno Nacional y la Marcha a Formosa, el gobernador fue declarado huésped de honor por la comunidad ibarretense.

A continuación, se brindó un homenaje a los pioneros de la localidad, cuyos familiares presentes en el acto recibieron un diploma recordatorio de manos del gobernador Insfrán.

Acto seguido, Pablo Figueredo y Bruno Raúl, acompañados por la banda de la policía, interpretaron el himno a Ibarreta.

Luego fue el turno de escuchar las palabras de una antigua vecina de Ibarreta, Genoveva Albornoz, quien dijo sentirse “profundamente halagada” de ser elegida para hablar.

La mujer rindió homenaje “no solo a toda la gente que está acá, a los que se esfuerzan por un futuro mejor, sino a los que nos precedieron a todos los gringos, criollos, salteños y santiagueños, correntinos, paraguayos, que vinieron a formar un crisol de culturas en esta zona” y particularmente a su padre, quien fuera el primer comisionado municipal.

“Elevo mis plegarias al altísimo para que en Ibarreta se pierdan las discusiones estériles, la falta de comunicación, de insultos, cualquiera sea su origen que lo único que hace es desunirnos, le pido a Dios que siempre rinde en Ibarreta la paz, solidaridad fecunda, prosperidad no solo para algunos cuantos privilegiados, sino a algunos cuantos ibarretenses. Viva la patria” culminó.

Seguidamente, el intendente Jarzynski agradeció al gobernador Insfrán por la presencia en el aniversario de Ibarreta  y subrayó que es la tercera vez que los acompaña, desde su asunción como jefe comunal.

“Hace una semana estábamos en Villa General Güemes y escuchaba atento al ministro de gobierno que hablaba del valor de la palabra empeñada de nuestro gobernador. En enero de 2016 al iniciar mi gestión, me recibió y me dijo que volvería a Ibarreta después de mucho tiempo, es la tercera vez que viene en un año y medio. Le doy las gracias por su confianza.

Primero fue para inaugurar ese hermoso edificio de Api voluntad, que nuclea a los jubilados de la localidad, además vino para los carnavales.

La situación nacional no es buena, pero estamos detrás de él para lo que se viene, quien como usted para seguir dirigiendo los destinos de la provincia y se puso al frente. Se olvidaron de los más humildes y gobiernan para unos pocos” prometió.

Señaló el intendente que “Llegó el momento queridos ibarreteños de dejar de lado las diferencias, sembrar amor, dejar el odio, luchemos por una Ibarreta mejor quizás mucha gente no confía en el político pero es el político y la gestión lo que hace grande a los pueblos. Estoy decidido para trabajar por el pueblo, con el respaldo del gobernador”.

Consideró además que “La educación es el nuevo rostro de la justicia social, Ibarreta recibió la visita del equipo completo de la facultad de recursos naturales, carrera de ingeniería, trabajaron con la escuela técnica, para orientarlos, para que los estudiantes puedan estudiar y luego volver a su comunidad”.
Se comprometió a trabajar por la juventud en todos los órdenes de la vida y pidió a los formoseños acompañar al gobernador Insfrán en los tiempos difíciles que vive el país.

Agustín Samaniego

Finalmente tomó la palabra el diputado provincial Agustín Samaniego (FPV) quien convocó a la ciudadanía a valorar el pasado para construir el futuro.

“La grandeza y esplendor que tenemos los formoseños reside en su gente, el pueblo, en la comunidad que no solamente está compuesta por los que vinimos hoy, sino por los formoseños que están por venir y por aquellos, los antepasados. Por eso es bueno en un momento de fiesta y alegría, recordar, valorar, honrar a aquellos que nos precedieron, a aquellos que forjaron las mismas bases de nuestra comunidad, que pusieron esfuerzo y hasta sacrificio en momentos muy difíciles de nuestra provincia”.

“Porque parecería que debemos aclararlo increíblemente, que ni individual ni colectivamente, ni al formoseño de ayer ni de hoy, se le dan dádivas, todo lo que hemos logrado, fue con nuestras manos, esfuerzo, nadie nos ha regalado nunca nada” subrayó.

Agregó que “Nosotros somos deudores de aquellos que han sembrado sabiendo que inexorablemente por una cuestión de tiempo no iban a cosechar por eso debemos honrarlos, mirar el pasado para saber claramente de dónde venimos, para preparar el futuro para nuestros hijos y nietos.

Como generación de formoseños deberíamos preguntarnos, qué hicimos con lo que recibimos, estuvimos a la altura de la circunstancia del legado de nuestros primeros pobladores? Observando la Ibarreta de hoy, la provincia de hoy, existe una verdad, que nadie puede desmentir, esta generación de formoseños cumplió, tradujo en acciones utopías irrealizables de nuestros antepasados”.

Consideró el legislador que “No hay peor ciego que el que no quiere ver, y esa es la razón, la explicación de este presente de transformación profunda , que transformó nuestro corazón, es el modelo formoseño. Este proceso que cambió para siempre nuestra provincia tiene un conductor, que lidera y lideró no con palabras, sino con hechos, ejemplo y acciones, es el gobernador de la provincia, el dr Gildo Insfrán”.

País

Dijo Samaniego que “El mundo sufre transformaciones inéditas en su historia, por la velocidad en que se dan, el debate como país es como nos integramos a ese mundo, lo hacemos como lo hace el gobierno nacional hace un año y medio, abriéndonos al mundo, una apertura irrestricta a importaciones, indiscriminada del trabajo de países externos”

Agregó que “Eso trae consecuencias reales, la balanza comercial con el Brasil nunca ha sido tan grande como lo es en la actualidad, en los seis primeros meses las importaciones de bienes y consumo de China aumentaron un 18%”.
“Los productores formoseños sufren la consecuencia desleal de los productos importados, es una decisión política del gobierno nacional.

Como nos vamos a incluir en el mundo, abriendo nuestros sistema financiero para que los especuladores obtengan ganancias extraordinarias a costa del sufrimiento del pueblo?, hiper-endeudandonos o nos integramos de manera igualitaria o somos absorbidos por los más poderosos.

El gobernador ya lo señaló hace años, y proponía una integración inevitable, pero siempre desde nuestra identidad e intereses. Señalaba que lo provincial como pilar de lo nacional, lo nacional como esencial para la integración continental y universal (…)”.

Dijo que en un mundo de avances tecnológicos necesarios, “Formosa puede mostrar con orgullo el Polo Científico y tecnológico y el Centro de Medicina Nuclear, que será referencia nacional e internacional, estos son solo alguno de los logros que alcanzamos. Un líder como el que teneos, un pueblo consustanciado con un proyecto, y el éxito que nos acompañó en esta empresa, son razones suficientes para que los profetas del odio, los que venden resignación, que quieren una sociedad para pocos, los maestros de la manipulación y mentira, continúen con sus ataques”.

“Hace años Formosa existe y por eso molestamos comprovincianos, a los de allá, a los que solamente miran con ojos centralistas y porteños la realidad, e increíblemente es evidente que molestamos a algunos comprovincianos. Les indigna el crecimiento de nuestra provincia, y ellos, comprovincianos que privilegian su propio interés por encima de la sociedad, están abocados a una tarea imposible. Los personeros del gobierno nacional en Formosa son partícipes necesarios de la defraudación que fue víctima el pueblo argentino” acusó.

Dijo además que “Son cómplices del daño a nuestra provincia, propios y extraños, deben saber que nuestra marcha solo será detenida para auxiliar, a ayudar a aquel formoseño que pueda estar a la vera del camino, porque hay algo que nunca entenderán los profetas del odio, para nosotros el problema de un formoseño es de todos. Para nosotros el dolor de una familia es de todos, bajo esa premisa debemos encarar el futuro, como siempre, decisiones que tomemos hoy, son cruciales para el futuro”.

“Gran parte del porvenir se hace con lo que hacemos hoy, y en este año electoral, debemos elegir o participamos de la política de a esperanza, de la inclusión, de la justicia social o elegimos el cinismo, marginación y pobreza.

Debemos defender a Formosa, en un país que debe ser más justo, libre y solidario, sin bajar los brazos. Todos estamos llamados, nadie es demasiado mayor o joven, para reivindicar el derecho a soñar y participar en su cumplimiento” pidió.