Compartir
El gobernador Gildo Insfrán acordó este jueves el convenio de financiamiento a través del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), para ejecutar la primera etapa de un ambicioso proyecto de obras eléctricas en zonas rurales.
Asimismo, en el mismo acto realizado en Casa de Gobierno, se produjo la apertura de sobres enmarcado en el proceso licitatorio para llevar adelante los trabajos de electrificación rural en áreas productivas.
Fue ratificado que este crédito lo absorbe completamente la provincia sin trasladar los costos a los futuros beneficiarios de las obras.
Junto al vicegobernador Floro Bogado, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, el presidente provisional de la Legislatura, Armando Cabrera, el intendente Jorge Jofre, el Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, el titular nacional de la UCAR, (unidad encargada de gestionar financiamiento externo para obras agrícolas)Alejandro Gennari, y varios jefes comunales del interior, el primer mandatario y Buryaile firmaron el convenio de financiamiento para este proyecto.
Se explico que el propósito es el de ejecutar una serie de obras para la re potenciación y extensión de redes de energía eléctrica en zonas rurales, las cuales en esta primera de las tres etapas que abarca las zonas norte y sur del territorio.
En la región norte de Clorinda se re potenciaran 200 kilómetros de líneas y se extenderán 120 kilómetros; mientras que en la región sur de El Colorado, comprenderá 55 kilómetros a repotenciar y extenderán 133 kilómetros.
Con este conjunto de obras se benefician de manera indirecta a un total de 2809 familias rurales, abarcando con sus beneficios un área de influencia de 211 mil hectáreas. La población destinataria del proyecto está constituida por productores agropecuarios y hogares rurales.
Esta primera etapa demandara una inversión de 188 millones de pesos, comprendiendo, y un plazo de 18 meses para la ejecución de los trabajos.
Entre los primeros beneficios de las obras está la de elevar el nivel de vida con la incorporación de artículos eléctricos a los hogares, promueve la radicación de mano de obra especializada, servicios técnicos y profesionales, incorpora bombas eléctricas para los cultivos con lo cual se mejora la productividad.