Compartir

El subsecretario de la Unidad Provincial de Sistemas y Tecnologías de Información (UPSTI) Lucas Manuel Vicente,  estimo como probable que el gobernador Gildo Insfrán asista este lunes en la ciudad de Bernardo de Irigoyen (Misiones) a la inauguración de la “Red de  Capricornio”.

Se trata de una red terrestre de conectividad de unos 15 mil kilómetros  que sale de San Pablo, Brasil, ingresa a Misiones por Bernardo de Irigoyen, Paraguay y  Corrientes, Chaco, Formosa, Salta Jujuy, Chile y Bolivia. Cubrirá un área habitada por 26 millones de personas, y cinco países serán su área de influencia.

En este ambicioso proyecto trabajan empresas de comunicaciones de la región, además del gobierno de Formosa, una firma brasileña y otra argentina

Vicente explicó que la denomina “Red de  Capricornio” es un proyecto en el cual habían estado trabajando hace más de un año y medio y que se inaugura este lunes en esa localidad misionera.

Al respecto señaló que  dicho sistema “es de carácter público y privado, es decir del estado provincial de telecomunicaciones  y empresas privadas del mismo rango para tener un canal alternativo a lo que se llama la salida de Las Toninas,  es decir el vínculo que permite a todas las redes de fibras ópticas nacionales  conectarse a Internet a través de los servidores que están en Estados Unidos, Europa y otros países del mundo.

Para  realzar la importancia de la inauguración de este canal alternativo, Vicente detalló que la única salida con que hoy  cuenta el país es el canal de Las Toninas, que se encuentra en esa localidad bonaerense, a la cual desde este lunes se sumará la “Red de  Capricornio”, que es una red alternativa  a través de la cual se vinculará a las provincias Chaco, Corrientes y Misiones  con Formosa.

Puntualizó que a través  de la ciudad de Bernardo de Irigoyen (Misiones)  y que es la frontera internacional con Brasil se conectará a través de la fibra óptica  con San Pablo, Rio de Janeiro y  con la fibra subterránea se podrá llegar a Estado Unidos, Sudáfrica y Europa.

Destacó que este proyecto Capricornio empezó a cobrar vida ante la inacción  de Arsat que debería haber sido “el articulador” de todas las fibras provinciales  para poder llegar a los vínculos internacionales con capacidad y no tener que ir a Buenos Aires a buscar servicios o datos internacionales. En este sentido lamentó que Arsat esté actualmente en un “proceso de desguace y de loteo.”