Compartir

El gobernador Gildo Insfra atribuyo las operaciones mediáticas en su contra, a que “el cuento de la herencia recibida ya no alcanza”, por lo que con este tipo de maniobras se pretende la “entrega de dirigentes que no nos arrodillaremos”.

Así lo expuso en la comunidad pilaga de Campo del Cielo, donde al igual que otra población aborigen como Cacique Coquero, habilitara cinco obras educativas este viernes, y donde los caciques le agradecieran no solo estas realizaciones sino los resultados benéficos de obras como al hidrovial de la ruta 28 que recordaron ellos acompañaron junto al gobierno ante dirigentes políticos que se opusieron tenazmente a su ejecución y que incluso hizo que se paralizara seis meses.

Insfran los exhorto a no olvidar situaciones relatadas por los caciques acerca de quienes se opusieron fuertemente a que se hiciera la obra hidrovial de la ruta 28 que ha transformado esa región.

Su referencia estaba dirigida a los dichos de caciques como Delfín García de Campo del Cielo y Domingo Peralta de la comunidad Cacique Coquero, quienes ponderaron los beneficios, sobre todo en el reaseguro del agua para consumo y la producción que se dio con esta obra en toda esa zona, tras evocar lo que se tuvo que pelear para esta realidad

Dejo en claro que su predica de tener memoria estaba dado “no por rencor”, sino “por memoriosos y saber quiénes son realmente los que quieren el progreso de nuestro pueblo y quienes pretenden atarnos al atraso del pasado”.

Pronostico Insfran que esta misma gente seguirá con su predica. “Están agazapados, y el año que viene aparecerán  nuevamente, porque su objetivo es derrotarnos”, sostuvo.

Como lo hiciera una semana atrás en Estanislao del Campo, propuso a los lugareños asimilar el mensaje que deja una reflexión que acentúa su popularidad y que refiere a la pregunta de “que es rendirse?”, que le hiciera un niño a su padre, y la repuesta fue: “No se mi hijo, porque soy formoseño”.

De ahí que el gobernador renovara su optimismo en que “somos formoseños, no nos van a vencer, porque trabajamos para cada uno de los habitantes de Formosa, y desde aquí aportamos nuestro granito de arena para que el resto de los argentinos tenga un mejor pasar”.

Turbulencias

Advirtió que “habrán momentos de mucha turbulencia”, señalando que las políticas nacionales que se están implementando ya la vivimos. Sabemos cómo comienza, como continua y también la manera en que termina”.

De ahí su exhortación a “estar preparados, mas unidos, organizados y solidarios que nunca, para poder soportar lo que viene”.

Insfran sostuvo que “manejan muy bien los medios de comunicación, pintan todo color de rosa, pero la realidad no es así, todos los indicadores económicos y sociales dan para atrás”, para dejar en claro que “no estoy en una actitud de un opositor ciego, inclusive hemos colaborado para que muchas de las leyes que decían necesitar para corregir lo que decían que recibieron les facilitemos”.

Para Insfran “el cuento de la herencia recibida parece que ya no alcanza, y entonces comienzan con esos operativos mediáticos contra aquellos dirigentes que no nos arrodillamos, buscando que nos entreguemos”.

“Por eso, soy formoseño, no sé lo que significa rendirse”, enfatizo, aclarando concluyente que sus dichos no eran por “petulancia, sino porque conozco a mi pueblo formoseño, y sé que actuará de esta manera. Hasta el triunfo siempre”, finalizo.