Compartir

La Fiscal de Estado, Stella Maris Zabala de Copes, dejo en claro que “para el gobernador (Gildo) Insfrán no es susceptible de ninguna negociación y así hemos sido instruidos. Tengo mandato claro desde un principio que me dijo: ‘para negociar, que nos paguen´”. Así de categórica fue al dar pormenores de la audiencia mantenida en la Corte Suprema de Justicia donde de renovó la denuncia por considerar “inconstitucional” la eliminación del Fondo Sojero por decisión del  presidente Mauricio Macri vía un DNU.

“Han estado ante la Corte Suprema en pleno los gobernadores de las seis provincias conjuntamente con los ministros de Economía y los fiscales de Estado y el Estado Nacional representado en el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el procurador general del Tesoro de la Nación y el secretario de Provincias y Municipios”, preciso.

Indico que “Formosa abrió la exposición ya que fue la primera en intervenir explicando qué es para nosotros el Fondo Sojero y concretamente cuáles son las obras que se han dejado de realizar con esos fondos y que ha tenido que acudir la provincia con recursos genuinos, extrayendo dinero que estaba previsto para otras obras, para hacer las que eran necesarias y estaban previstas presupuestariamente en el período 2018”.

Explico que “como nosotros tenemos un sentido de justicia social estas obras eran estrictamente necesarias tanto para la provincia como para los Municipios, ya que las obras del Fondo Federal Solidario tienen un fin social, sanitario y educativo. Su realización es imprescindible, además de que estaban siendo esperadas porque generan trabajo”.

Apuntó en ese sentido que “muchas de las obras ya estaban licitadas, con lo cual su paralización generan juicios y acciones legales”.

La Fiscal de Estado sostuvo que “tuvimos la oportunidad de que la Corte nos escuche y sepa de primera mano cuál es la situación. Pudimos explicarles a los miembros de la Corte sin ningún tipo de intermediación lo que realmente significa para la provincia de Formosa esta quita, esta derogación unilateral, arbitraria, de un día para el otro y de un plumazo, que hizo el Estado Nacional sin atender las consecuencias sociales, económicas, institucionales que generaba”.

Sin facultad avanzaron

Afirmo que “para acordar se necesitan dos partes, de la otra parte (el Estado Nacional) se necesita un reconocimiento de lo que ha hecho mal y de entender de que no bastan sólo unos números y unos cuadros como nos expusieron a  todos los que estábamos presentes, mostrando dónde ingresa más o dónde menos”.

“Dicen que aumentaron la coparticipación y eso no es real. No resiste ni un análisis sencillo del tema porque es irrisorio ese argumento”, advirtió.

“Además, de dónde sacaron la facultad para quitar el FFS cuando el acuerdo que estaba firmado y que formaba parte del Consenso Fiscal 2017, que fue el que firmó Formosa, establecía el Fondo Federal Solidario y la obligación de la Nación de repartirlo”, reiterando que la provincia “no adhirió al Consenso Fiscal 2018 porque claramente el gobernador Insfrán se había dado cuenta del incumplimiento del acuerdo del 2017”, expuso.

Denuncio incluso que “no sólo que nos sacaron el Fondo, sino que incumplieron el Consenso Fiscal 2017 y después para arreglar el mamarracho que habían hecho sacaron un decreto donde dicen que para restañar los efectos que causaron con sacar el Fondo Sojero dan una suma determinada -unos 4 mil millones- para repartir entre las provincias e incrementan un 50% a los Municipios”, lo cual “no fue aceptado por la provincia de Formosa porque claramente primero era un reconocimiento del desastre que habían hecho y además esa suma no compensaba ni por abajo del agua lo que nos habían quitado”.

Manifestó que “es claro es tema, no admite jurídicamente ni siquiera un análisis. Acá lo que hay es una visión política distinta de entender las cosas. Si yo entiendo que las obras que hay que hacer tienen un fin social porque son para la gente que no es un cuadro frío tengo la visión de Formosa y la de las provincias que fueron a la Corte”. Por el contrario, “si tengo una visión unitaria, diferente y desatenta de las realidades provinciales tengo la postura del Estado Nacional”, diferenció.

Considero finalmente que “la voluntad de negociar tiene elementos rígidos y flexibles. Hay un elemento rígido que tenemos que es nos deben tanto y nos lo tienen que pagar. El flexible es cómo lo van a pagar, si en cuotas, en determinados plazos, etcétera. Pero los intereses que nos deben y la suma que nos adeudan como provincia nos deben pagar porque es plata que le han quitado a Formosa. Para el gobernador Insfrán eso no es susceptible de ninguna negociación y así hemos sido instruidos. Tengo mandato del Gobernador, que desde el principio me dijo: ‘para negociar, que nos paguen’”.