Compartir

“No vengo a agitar ningún fantasma, simplemente quiero decirles que tengamos cautela”, subrayó el gobernador Gildo Insfrán, remarcando que “el Gobierno provincial está preparado para acompañar a los formoseños en todo”.

En el marco del último día de su extensa gira por el oeste formoseño, el primer mandatario manifestó que “tenemos que pelear por nuestra soberanía tecnológica, así como por la soberanía alimentaria, porque eso es lo que nos va a permitir desarrollarnos como pueblo y como país”.

Tras remarcar que “tenemos la dicha de ser peronistas”, señaló que “no estamos equivocados y esto no es ninguna ofensa para quienes piensen distinto, al contrario, es la oportunidad para decirles que no pierdan tiempo en el lugar donde están, vengan a este movimiento que cobija a todos porque es polifacético, pero defiende un solo interés: el del pueblo”.

“No perdemos la esperanza –pidió-. Así como quienes predican la palabra de Dios buscan sus adeptos, nosotros desde la política también predicamos que suman a este gran movimiento que hizo grande a la Argentina, pero estuvieron siempre de por medio los cipayos que aparecían y hacían que se frenara esa evolución y después, cuando volvíamos, teníamos que empezar de cero de vuelta, como está ocurriendo ahora”.

Comentó que durante su visita a la Escuela Agrotécnica Nº 6 –donde habilitó la segunda etapa del establecimiento y cinco nuevas secciones- pudo apreciar que están industrializando productos, pero los mismos no son de la zona. “No caigamos en el mensaje de esos agoreros que dicen ‘hace cuántos años que está Gildo y no hizo ninguna industria’. Para hacer la industria primero tenemos que producir. No entienden nada, esos no entienden nada. Esto es un proceso de construcción. Tenemos que pensar en la materia prima. Tenemos que industrializar la materia prima que se haga en el lugar”.

“Cuando yo digo que el formoseño nazca donde nazca tiene que tener la oportunidad de desarrollarse en su propia tierra es esto también –indicó-. Para que el formoseño se pueda desarrollar en su propia tierra y esto sea sustentable tiene que producir. Tenemos que generar riqueza y esa riqueza tenemos que distribuir”, apuntando que “el Estado va a estar porque esto es el Modelo Formoseño”.

Herencia terrible

Asimismo, al aludir al plano nacional, el primer mandatario acentuó que “es cierto que hay un clima de victoria, pero va a ser una victoria dolorosa, así que tengamos cautela. El primer paso va a ser que llegue (al Gobierno Nacional) alguien que piense como nosotros, en el pueblo argentino, pero la herencia que van a dejar es terrible”.

Lamentó que “la Argentina esté nuevamente en peligro”, marcando que por ser fin de semana el Gobierno del presidente Mauricio Macri “tenía un pequeño respiro” porque la semana entrante volverá la turbulencia cambiaria y financiera. “Va a ser una semana muy crítica para la economía porque las medidas anunciadas el viernes son muy malas, hasta perversas”.

“En el 2015 ellos decían que venían a salvar a la Argentina porque así como íbamos nos íbamos a parecer a Venezuela y en algo tuvieron razón, porque la verdad es que ya no nos parecemos a Venezuela ya que la pasamos. 2500 puntos es el riesgo país, estamos por encima de ese país”, reprochó el titular del PEP.

En ese sentido, advirtió que “es grave porque hoy nuestro país, por más nombres nuevos que ellos quieran poner o terminología económica que busquen, técnicamente está default, lo que quiere decir que Argentina no puede hacer frente a sus deudas”.

Cautela

Fue contundente el gobernador Insfrán al enunciar que “yo no vengo a agitar ningún fantasma, simplemente quiero decirles que tengamos cautela. No perdamos los objetivos de unidad, organización y solidaridad y vamos a pasar esta tormenta porque el Gobierno provincial está preparado para acompañar a los formoseños en todo”.

“Este Gobernador ya ha tomado la decisión de garantizar tres cosas: el salario, la alimentación y la salud”, significó.

Categórico, aseveró que “la realidad del país no es culpa de las PASO, ni de Alberto Fernández o de Cristina Fernández. Es culpa del Presidente de todos los argentinos, pero gobierna solamente para un sector. Es problema de la política”.

No obstante, se mostró esperanzado porque en las próximas elecciones generales de octubre “vamos a salir victoriosos nuevamente y vamos a reconstruir nuevamente la Argentina”.