Compartir
Un polideportivo cubierto de 3500 metros cuadrados de superficie y capacidad de albergar a 2300 personas sentadas, en condiciones de albergar la alta competencia deportiva, inauguro este martes por la noche el gobernador Gildo Insfran en su localidad natal de Laguna Blanca.
Dejó en claro el primer mandatario que esta, como las demás obras “las hacemos son para todos, sin distinción de ninguna naturaleza. Y es que yo soy hincha del seleccionado de Formosa”

Refirió a que la política provincial “prioriza el deporte, pero con el único objetivo de que sean personas de bien”, y que si bien este polideportivo está en condiciones de albergar la alta competencia, “pensamos en fortalecer el deporte social, y fundamentalmente en los jóvenes”, advirtiendo que “el ocio alienta las adicciones, por eso el tiempo libre debe ser usado en el deporte sano. El deporte ayuda muchísimo en atacar a este flagelo mundial”.

Por otra parte, Insfran dejó en claro no estar contra la tecnología, pero direccionado la misma “al servicio del hombre y no al revés como sucede hoy, ya que es un mecanismo de dominación”, advirtió, y puso como ejemplo al gobierno nacional que llego al poder sin militantes y con el apoyo de los  “troles”.
Aclaró que la batalla no solo hay que dar en las redes sociales, sino en el boca a boca, refutando a las criticas radiales en la zona sobre que no se había invitado a autoridades de la oposición, afirmando que “mienten”, para señalar que “no participan en ningún acto público, siquiera en acto patrio, pese a que se lo invitan”.
“Yo no me pelo con nadie, defiendo posiciones políticas y discuto ideologías, no eslóganes y estupideces. Hechos y no palabras”, afirmo en respuesta a quienes pretenden alentar enfrentamientos.
Insistió en señalar que desde el gobierno nacional “primero hablaban del pasado, y ahora aluden al futuro”. Afirmo que no hablan del presente como nada pueden exhibir como logros de estos casi dos años de gestión, lapso donde solo hicieron ajustes, exclusión y concentraron las obras en el centro del país, y con ayudas extraordinarias cero para Formosa.
Sobre el final expuso que “Formosa es un pueblo digno, lo logrado fue peleando”, dejando en claro que “no pienso en disciplinarme por un peso más o un peso menos. Se equivocan completamente”, para renovar su exhortación a que “el 22 llenen las urnas con las boletas azul del Frente de la Victoria”.