Compartir

El gobernador Gildo Insfrán participó junto a sus pares de la región NEA-Litoral de una reunión con los cancilleres argentino Jorge Faurie y paraguayo Luis Castiglioni Soria, donde expuso detalles de los trabajos que la provincia ejecuta en la zona critica del rio Pilcomayo.

Dado que asistieron gobernadores de la región, y en conjunto plantearon cuestiones que atañen a la relación fronteriza como la hidrovía y la conectividad, entre otros puntos, la provincia se impuso de los detalles alcanzados en el marco de la Comisión Binacional de la Cuenca del río Pilcomayo, el acuerdo para coordinar la campaña de obras del referido curso.

Producto de este acuerdo, del que también participó la secretaría de Recursos Hídricos, se convino el levantamiento de la barrera (tapón) que Paraguay había construido sobre el río Pilcomayo, dándose así respuesta a una genuina demanda de Formosa.

De todas maneras, Formosa espera un apoyo más dinámico del estado nacional a fin de acelerar las obras que la provincia ejecuta a fin de permitir garantizar la distribución equitativa de las aguas, su uso racional y apuntan, también, a la seguridad de las poblaciones ribereñas en época de lluvia y la protección del ecosistema.

Ya a fin de julio el mandatario formoseño ordeno el inicio de los trabajos, que ante las copiosas lluvias en la zona se ven dificultados de avanzar de acuerdo a lo previsto, imperiosos sobre todo los recientes antecedentes de las últimas inundaciones. Es que hubo lugares muy afectados e incluso hay comunidades cuyos pobladores debes ser reubicada.

En cuanto a la situación producida tras la excepcional crecida del rio Pilcomayo, se describió que “hubo más de 100 millones de toneladas de sedimentos que se depositaron en  la zona, en toda la ribera del Pilcomayo. Hace 4 años que el 90% de esos sedimentos del río se depositan en la franja costera de nuestro territorio.

En cuanto a las obras en ejecución, se tratan de las correderas, para poder conducir las aguas, consolidación y ampliación de anillos defensivos, entre otras labores correctivas, de las cuales se hace cargo la provincia con fondos propios. De todas maneras, se entiende que Nación debe solventar no solo de las obras que tienen que hacerse en Formosa, sino también las que deben ejecutarse en Salta.