Insfrán inauguró el período de sesiones: “20 años consecutivos de superávit fiscal y una provincia desendeudada”

Compartir

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, dio inicio al 49º período de sesiones ordinarias de la Legislatura Provincial con un discurso en el que resaltó que “la administración ordenada de nuestros recursos se refleja en 20 años consecutivos de superávit fiscal y en una provincia desendeudada”.

Al iniciar este martes 1º de marzo las sesiones ordinarias en la Cámara de Diputados, el mandatario formoseño aludió a la intervención de Rusia en Ucrania, manifestando que “abogamos por la resolución pacífica de cualquier conflicto internacional, anteponiendo la paz mundial y la vida humana por sobre cualquier otro interés”, resaltando “la histórica posición neutral y pacifista de la Argentina en los conflictos globales”.

A su vez, al referirse a la pandemia del COVID-19, señaló según recabó AGENFOR, que “a dos años de su irrupción en el mundo, aún no se pudo frenar sus consecuencias sanitarias, económicas y sociales.

Planteó aquí la inequidad en la distribución mundial de los testeos, tratamientos y demás suministros necesarios, puesto que los países más pobres no accedieron ni al 1% de los testeos que se hicieron a escala global, mencionando también la monopolización de la compra de las vacunas. “Mientras los países más poderosos descartaban millones de dosis cuando se vencían, casi el 90% de la población en el Continente Africano aún no se encuentra vacunada”, reprobó.

Apuntó que estos problemas “no son lejanos ni aislados”, sino que “todo está interrelacionado”, por cuanto “la última ola de contagios que sufrimos en nuestra provincia y a escala global fue por una nueva cepa de COVID-19 que se originó en ese Continente sin vacunas”.

En cuanto a lo económico, el Gobernador calificó de “devastadoras” las consecuencias de la pandemia. “Aún los Estados que priorizaron los negocios por sobre la salud, sufrieron caídas históricas de sus productos brutos internos”, afirmó Insfrán, marcando que ello evidenció “la falsedad de los discursos que, malintencionadamente, decían que las medidas sanitarias eran las causantes de los daños económicos”.

“El verdadero dilema era si, a pesar de ello, cuidábamos la vida humana o la desprotegíamos irresponsablemente”, planteó, dejando en claro que “en Formosa nunca dudamos de la respuesta, porque para nosotros no hay nada más valioso que la vida de un formoseño”.

En ese sentido, ante la difícil situación social agravada por la pandemia, puso en valor que “el Estado argentino tomó medidas concretas para aliviar la situación de la población y sostener la actividad económica y el empleo”, realizando “un enorme esfuerzo a pesar del lastre que significa la fenomenal deuda externa tomada por el Gobierno de Mauricio Macri, que benefició a unos pocos, perjudicando a todos los argentinos”.

Y enfatizó que “abogamos por el desendeudamiento del país en el marco de una renegociación con el FMI que no debe poner en riesgo el crecimiento de la Nación ni generar más sufrimiento al pueblo argentino”.

Además, al destacar que “en el peor escenario posible, empezamos a ponernos de pie”, puntualizó que “en el último año la economía argentina creció un 10,3%, el uso de la capacidad instalada industrial es el mejor de los últimos cuatro años y se han generado 430 mil nuevos puestos de trabajo registrado”.

No obstante, remarcó que “aún tenemos importantes desafíos pendientes” como la inflación, donde “no está ajeno el abuso de la posición dominante de sectores concentrados de la economía, como lo vemos por ejemplo en la suba permanente de precios de los alimentos”.

A la altura de los desafíos

“En Formosa estuvimos a la altura de los desafíos que nos planteó la hora”, significó el gobernador Insfrán, subrayando que “en los momentos más difíciles, con la salud y la vida de la población jaqueada por este virus letal, miles de formoseños y formoseñas dejaron grabadas su valentía, temple y solidaridad en las páginas más nobles de nuestra historia”.

A continuación, rindió “un profundo y sincero homenaje” a los trabajadores de la salud, de la seguridad, de la educación, al personal de los distintos organismos provinciales y municipales, “por su comprometida y destacada labor en la defensa del pueblo formoseño frente a la pandemia”.

Del mismo modo, agradeció a los intendentes de toda la provincia y a los voluntarios militantes por la salud y la vida que realizaron tareas de acompañamiento y prevención, colaborando activamente en la campaña de vacunación contra el coronavirus.

En total contraste, arremetió contra los que “se valieron de la tragedia de la pandemia como escenario para sus propios intereses”, utilizando dicha coyuntura para “sus ambiciones personales y posicionamientos políticos”, y “aquellos sectores de poder real que la manipularon tratando de atacar a Gobiernos que no les son afines”.

“Con un accionar irresponsable y carente de toda ética, debilitaron estrategias sanitarias exitosas cuando aún no teníamos a la población vacunada, provocando el aumento de los contagios y los fallecimientos”, condenó, entendiendo que “la historia de Formosa también les guardará un lugar en sus páginas más oscuras”.

Sin embargo, puso de relieve que “a pesar de este escenario, no pactamos con la adversidad ni perdimos tiempo en responder ataques ni agravios”, ya que “elegimos abocarnos a cumplir nuestra responsabilidad con el pueblo”, implementando “políticas integrales fundadas en nuestro Modelo de provincia para defender a los formoseños del peligro que enfrentamos”.

Mencionó aquí la inversión de más de 13 mil millones de pesos solo durante 2021 para la adquisición de insumos, medicamentos, equipamiento de alta tecnología y equipos de bioseguridad, así como en la adecuación de la infraestructura sanitaria.

A ello se sumó la habilitación de nuevas unidades de terapia intensiva, superando las 250 camas exclusivas para esta patología, la adecuación de hospitales distritales y Centros de Atención Sanitaria en toda la provincia para atender pacientes leves y moderados y la realización de estudios de laboratorio y tratamiento a los 23 mil pacientes internados y más de 1.600.000 testeos en los laboratorios instalados en todo el territorio.

“Todas las personas que requirieron de atención médica o tratamiento en nuestra provincia pudieron acceder a ello de manera totalmente gratuita –destacó el titular del PEP-. Esto no es una casualidad ni algo normal en el mundo, sino que responde a una política sanitaria que se funda ideológicamente en la justicia social”.

En cuanto a las vacunas, significó que “desplegamos una campaña de vacunación masiva en cada rincón de la provincia, aplicando a la fecha más de 1.400.000 dosis”.

“Este esfuerzo, sumado a la alta conciencia del pueblo formoseño, nos permitió vacunar con primera dosis a más del 99% de la población mayor de tres años, y a más del 90% con segunda dosis, completando el esquema”, precisó, realzando que “ya hemos logrado vacunar con tercera dosis de refuerzo a más del 73% de la población objetivo, siendo Formosa la provincia que más avanzó con esta tarea sanitaria en todo el país”.

Economía real

Al referirse al plano económico, Insfrán subrayó que “estamos ante una reactivación de la economía real con señales muy positivas”.

Según consignó, ello se denota en el sector de la construcción, tanto por las inversiones del Estado en obra pública como también por el impulso de la obra privada, ponderando que “Formosa es la provincia con mayor crecimiento interanual del país en compras de cemento a granel y en bolsa, con subas del 134% y 34% respectivamente”.

En este punto, destacó el aumento de empresas registradas en Formosa, ya que 162 pymes accedieron al certificado de industria el año pasado, generando un total de 5738 puestos de trabajo. Los rubros de mayor incidencia son la foresto-industria, alimentos, química y la construcción.

Enumeró a la vez las numerosas medidas de apoyo a la economía local y al sostenimiento del empleo para mitigar las consecuencias de la pandemia, como el ATP provincial y el subsidio del 100% de la factura de energía eléctrica a 8 mil pequeños y medianos comerciantes, así como de la factura de agua potable a más de 5 mil usuarios no residenciales.

Se agregan la inversión desde fondos provinciales de 480 millones de pesos para sostener la tarifa social eléctrica de 65 mil familias con el Programa Subsidio Provincial Esfuerzo Formoseño y el envío a la Legislatura de un proyecto de moratoria y condonación de deudas impositivas.

También, el subsidio para el transporte urbano de pasajeros de la ciudad capital y, a partir de diciembre pasado, al transporte interurbano de pasajeros para la provincia, anunciando la continuidad de la financiación  para ambas medidas durante todo el año.

En el caso de las pymes, el primer mandatario informó que más 800 pymes accedieron a créditos por 4000 millones de pesos, otorgados por el Banco de Formosa con tasas fijas subsidiadas por el Gobierno provincial, y un apoyo a más de 240 comercios de los sectores más afectados a través de un reintegro del 30% de las compras que se realizaban en sus locales, viendo incrementadas en un 70% sus ventas respecto del 2020.

Para finalizar, anunció que este año se creará el Fondo de Desarrollo Industrial y PyME con un monto inicial de 1000 millones de pesos, destinados a sectores de la industria, comercio, economía del conocimiento, emprendedores e infraestructura productiva e industrial.

De igual modo, con el objetivo de generar mayor inclusión financiera, se creará el Fondo de Garantía de la Provincia por un monto de 500 millones de pesos para brindar cobertura a sectores que enfrentan dificultades a la hora de buscar financiamiento, como ocurre con los emprendedores, pequeños productores y pymes.

“Todas estas políticas económicas y de fomento no sólo apuntan a promover el crecimiento económico de todos los sectores, sino que fundamentalmente buscan beneficiar a los trabajadores de la provincia, ya sea por la creación de nuevos empleos, o bien mejores condiciones de trabajo y de salario”, destacó el Gobernador.

En esa línea, sostuvo que “no es casualidad que en Formosa se observe un 7,8% de incremento del empleo privado con respecto a los niveles previos a la pandemia, ubicándonos en el primer lugar del NEA y segundo en el país”, recordando que “el año pasado nuevamente otorgamos uno de los aumentos salariales más altos de la Argentina para el sector público provincial”.

“La administración ordenada de nuestros recursos se refleja en 20 años consecutivos de superávit fiscal y en una provincia desendeudada”, cerró categórico.