Compartir

El gobernador Gildo Insfrán presidio este lunes en el barrio Mariano Moreno de esta ciudad la inauguración de la escuela de nivel inicial “Pastorcitos de Belén” que se convierte en la escuela 1345 de su gestión oportunidad en la que explico que se había dilatado la habilitación por los múltiples frentes emergentes que atiende  el PEP que ha asignado prioridad a la atención de las familias que más necesitan y que se encuentran afectadas por las inundaciones.

“Ellas son las que más están necesitando de nuestra mano, colaboración, acercamiento y acompañamiento para resolverles la situación porque deben imaginar lo que significa tener que dejar de la noche a la mañana sus casas; es una situación difícil e incómoda”, manifestó.

“No es que estoy haciendo un alegato para justificar la demora en inaugurar esta obra porque les estoy hablando con el corazón y con la verdad, como siempre lo he hecho”, resalto.

El mandatario también hizo referencia a temas de actualidad y a la eventualidad de elecciones, sobre todo para tratar de dar respuesta a las expectativas planteadas por la gente en el sentido de que habrá de ocurrir con quienes resulten triunfantes a nivel nacional y que hará quien llegue a la máxima magistratura “siempre y cuando que no mienta como nos mintieron esta vez”.

“No voy a ahondar; simplemente los exhorto como formoseños  a que pensemos, analicemos y decidamos de la mejor manera posible el 16 de junio”, opino en clara manifestación que el interés prioritario de los ciudadanos debe estar puesto en las elecciones que se aproximan a nivel local.

Hagan algo

De todos modos, no dejo pasar lo que está y al claro revés electoral que está sufriendo Cambiemos y que se acaba de repetir en La Pampa  donde el candidato a gobernador peronista  se impuso por más de 20 puntos de diferencia al representante del gobierno de Mauricio Macri y recuperar la conducción de la intendencia municipal de Santa Rosa, la capital pampeana, para el peronismo después de varias décadas.

“Esto demuestra que nosotros no somos rebeldes sin causa, sino un mensaje del pueblo argentino al señor presidente: “Basta, hagan algo no aguantamos más”, lo mismo que le expresara un obrero de la construcción tiempo atrás ante la impotencia que le genera la actual realidad económica y social del país.

De allí que reiterara su objeción al comportamiento de dirigentes de  la oposición local al mantener su propósito de “defender lo indefendible”, afirmando que “son los defensores de la injusticia de este gobierno nacional en nuestro territorio”.

Tras  lamentar esa actitud no deja de exhortarlos a que “recapaciten, hay un tiempo para que lo hagan”.

Dejo en  claro su visión de que la actitud de la oposición es “defender un acto de injusticia al pueblo argentino”.