Insfrán presidio acto manifiesto del irrestricto respeto a la carrera de la fuerza provincial

Compartir

El gobernador Gildo Insfrán presidio este miércoles la ceremonia de incorporación de 592 cadetes policiales y la entrega de las insignias de ascenso a 721 efectivos, renovando así el estado formoseño el cumplimiento irrestricto a la carrera policial. Entre los ascendidos y los que se sumaron a la fuerza tras superar el riguroso proceso de formación, tanto oficiales ayudantes y Técnicos superiores en Seguridad Pública y Técnicos superiores en Seguridad  Penitenciaria, y los flamantes agentes, se cuentan en cerca del millar y medio los efectivos. Incluso implica un número superlativo de recursos humanos que se suman a la labor policial con el principal propósito de resguardar la seguridad pública a la ciudadanía formoseña.

La ceremonia de ascenso se desarrollo en horas de la mañana en el Estadio Cincuentenario donde el primer mandatario estuvo junto al presidente provisional de la Legislatura Armando Cabrera, el intendente Jorge Jofre, el  Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira y el ministro de Gobierno, Jorge Abel González.

Tras las bendiciones de insignias que luego recibieron los ascendidos, se dieron detalles acerca de los fundamentos de sendos decretos del PEP disponiendo la promoción al grado inmediato superior de los 721 efectivos policiales, tanto en la escala superior y     en la de suboficiales.

En el caso de los flamantes cadetes, un centenar de ellos tienen la formación específica en materia penitenciaria, y 128 se cuantifica el personal femenino incorporado a la fuerza.

“Enorme impacto presupuestario”

El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, significo el “enorme impacto presupuestario, demostrativo de una administración saneada y transparente, permitiendo orientar los recursos de todos los formoseños a brindarle a cada uno de ellos una mejor calidad de vida, dentro de la cual ocupa un valioso escalón la seguridad pública”.

Se pondero la ceremonia donde “una vez más se estaba dando cumplimiento a la decisión política del gobernador Insfrán en brindar la igualdad de oportunidades, en este caso con los 721 efectivos policiales ascendidos”.

Y ello producto de un minucioso análisis de todos los años que cada personal policial permaneció en la jerarquía, donde se evaluó su compromiso y contracción en el servicio, su responsabilidad en todo este tiempo”, labor esta que indico lo realizan las juntas de clasificación de manera exhaustiva, además de la observancia ineludible de cada efectivo en cumplir y aprobar los cursos y rigurosos exámenes.

Para el ministro no era “un día más», valorando a lo sucedido en la fecha como «algo muy especial», ya que «no estamos en presencia de un acto, sino de un hecho histórico que tiene dos aspectos».

«El primero es que la institución policial recibe sangre nueva, así como ocurriera el último día hábil del 2018 con la incorporación de los oficiales ayudantes -expuso-. Hoy recibimos a 592 jóvenes varones y mujeres que han elegido la carrera policial y tienen enfrente a quienes han alcanzado la máxima graduación en la Policía de la Provincia porque también estuvieron en este acto aquellos que han cumplido los requisitos y exigencias para alcanzar la jerarquía inmediata superior».

Aseveró que «esto no es producto de la casualidad», remarcando que «no es soplar y hacer botellas; esto es consecuencia directa de tener un modelo de provincia que nos incorpora e incluye a todos y fundamentalmente una administración pública ordenada y transparente que permite tener este acto en este contexto nacional y en estas condiciones».

«Esto verdaderamente es política pública en acción, sino no hubiéramos tenido esta situación», manifestó el funcionario.

Destacó a su vez que este acontecimiento «se completa con la inauguración que tuvo lugar este miércoles por la tarde de un parque acuático en la ciudad de Formosa, pero no en cualquier lugar, sino en el barrio Eva Perón, en el Circuito Cinco», agregando que «eso también tiene que ver con la Policía, ya que las políticas públicas que desarrollamos en Formosa son integrales».

En ese sentido resaltó que la baja histórica de la mortalidad infantil en la provincia al 11.5×1000 «no es un hecho exclusivamente médico, sino producto de las políticas integrales que le brindan a cada formoseño igualdad de oportunidades en el lugar donde haya elegido desarrollar su vida», agregando que «tampoco la seguridad pública es un hecho exclusivamente policial y se logra con justicia social, no con bastones o varitas».

Al brindar otro ejemplo concreto de las acciones públicas integrales que promueve el Gobierno provincial, el ministro González enfatizó que en la fecha se hizo efectivo el pago del bono de $5000 a los agentes de la Administración Pública Provincial, dispuesto por el gobernador Gildo Insfrán.

«Actos como éste no son comunes. Son propios de aquellos pueblos que tienen la madurez de interpretar que solamente unidos podremos forjar un destino común. Este acto demuestra la madurez de un pueblo que ha sabido elegir con claridad el rumbo que quiere seguir. Este acto es demostrativo de que el Modelo Formoseño es para todos y todas y que es responsabilidad nuestra mantenerlo y protegerlo en unidad, organización y solidaridad», finalizó.